Solicita Amnistía brindar "protección urgente" a activistas de Oaxaca

jueves, 9 de mayo de 2013
OAXACA, Oax. (apro).- Amnistía Internacional (AI) emitió una acción urgente a favor de Alba Cruz y Susana Ramírez, integrantes del Comité de Defensa Integral de Derechos Humanos Gobixha AC (Codigo-DH), por amenazas y acoso sufridos recientemente. Alba Cruz Ramos, abogada y coordinadora de Codigo-DH, quien cuenta con medidas cautelares ordenadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), recibió amenazas el pasado 30 de abril. El texto “era similar a otras amenazas que ya había recibido anteriormente: en él la llamaban ‘mami’ y le decían que tenían asuntos sin terminar; los remitentes no pretendían repetir la amenaza, sino actuar respecto a ella”, puntualizó AI. Cruz Ramos se vio obligada a abandonar el país y trasladarse a Europa, a principios de 2010, ante la vulnerabilidad en que se encontraba. Sin embargo, mientras estuvo en Europa recibió una amenaza de muerte a través de un mensaje de texto enviado a su teléfono, en el que se hacía referencia a las actividades que llevaba a cabo en el extranjero. De vuelta en México, sufrió nuevos actos de hostigamiento e intimidación, así como amenazas de muerte, durante 2010, 2011, 2012 y ahora el 30 de abril pasado. Por ello, el Código-DH ha presentado ante las autoridades denuncias de todos los incidentes, sin embargo, hasta la fecha nadie ha comparecido ante la justicia para responder por esos hechos. La exintegrante del Comité de Liberación 25 de Noviembre ha representado a víctimas de tortura, malos tratos y procesos judiciales de motivación política en relación con las protestas y los abusos policiales que tuvieron lugar en el estado en 2006 y 2007. Mientras que la activista Susana Ramírez fue detenida el 1 de mayo y puesta en libertad luego de pasar 34 horas bajo custodia. Aunque “no sufrió malos tratos, Codigo-DH cree que su detención fue una represalia por su trabajo de defensa de los derechos humanos”. Como parte de su trabajo en el departamento de comunicaciones de esa ONG, aclararon, Susana Ramírez había estado cubriendo una protesta en la ciudad de Oaxaca en la que los manifestantes se enfrentaron a agentes de la policía municipal. La activista dijo a la policía que no estaba participando en la protesta sino documentándola, pero pese a ello fue detenida junto con otras 28 personas y permaneció recluida en régimen de incomunicación durante varias horas. Debieron transcurrir 14 horas desde su detención para que permitieran a la defensora de derechos comunicarse con su abogado y familiares. Amnistía instó a las autoridades a garantizar la seguridad de Alba Cruz y de todos los miembros de Codigo-DH para que puedan realizar su trabajo sin temor a represalias o sufrir detención ilegal. De igual forma, AI pidió ordenar una investigación exhaustiva, inmediata e imparcial sobre el mensaje amenazador recibido por Alba Cruz el 30 de abril, y a llevar a los responsables ante la justicia. Finalmente, recordó a las autoridades que tienen el deber de garantizar que los activistas puedan llevar a cabo su trabajo sin temor a represalias, tal y como establece la Declaración sobre los Defensores de los Derechos Humanos adoptada por Naciones Unidas en 1998.

Comentarios