Caen 10 supuestos maras por el asesinato de dos migrantes hondureñas

sábado, 1 de junio de 2013
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Ocho hondureños y dos mexicanos, supuestamente pertenecientes a la Mara Salvatrucha, fueron detenidos por el asesinato de dos migrantes originarias de Honduras el pasado jueves en el municipio de Palenque, Chiapas, informó la Procuraduría General de Justicia del estado. La dependencia agregó que los detenidos, quienes también son acusados de extorsión, operaban en la ruta del tren Palenque-Tabasco. Iris Suleida Raudales Flores, de 24 años, y Cynthia Carolina Cruz Bonilla, de 19, fueron acribilladas la tarde del jueves en las inmediaciones de la vía del tren, entre Palenque y Salto de Agua, luego de que se resistieran a pagar la “cuota”. Los cuerpos de las víctimas fueron encontrados en uno de los rieles de la vía del tren, en el tramo que comunica Pakal-Ná, Palenque y Salto de Agua, a la altura de un predio conocido como Los Sauces. La Procuraduría de Chiapas dio a conocer en un comunicado que los sujetos fueron capturados, gracias a trabajos de inteligencia, por un grupo interinstitucional –conformado por militares, policías federales, estatales y de migración– en el tramo carretero federal de Playas de Catazajá-Villahermosa, Tabasco, cerca de la colonia Nueva Esperanza de Palenque, al norte de la entidad. Los detenidos son los hondureños Samuel Hernández Ramírez, de 35 años; Carlos Antonio Domínguez Espino, de 18; Douglas Alexander Valera Garias, de 34; Óscar Edgardo Martínez García, de 22; Jhony Alexander Vázquez Membrana, de 22; Juan Pablo Lento Rivera, de 24; Douglas Alexander Cornejo Arévalo, de 18 y Fidel Antonio Ruano Álvarez, de 18 años, además de Daniel Guadalupe Pérez Ochoa, de 25 y Agustín Pérez Díaz, de 21, originarios de los municipios de Jiquipilas y Comitán, Chiapas. En el comunicado la PGJ indica que “los indiciados afirmaron que el pasado 30 de mayo Samuel Hernández Ramírez bajó del tren a las jóvenes hondureñas por no haber cubierto la cuota y posteriormente, Carlos Antonio Domínguez Espino disparó en contra de Iris Suleida, provocándole la muerte”. Agrega que “al tratar de huir de los extorsionadores, Cinthia Carolina Bonilla fue lesionada por dos impactos de arma de fuego con el arma calibre 38 súper que portaba Carlos Antonio Domínguez Espino, y además, Samuel Hernández Ramírez y Douglas Alexander Valera la lesionaron con un machete en diversas partes del cuerpo”. La dependencia indicó que como parte de las investigaciones se conoció que los demás cómplices se encargaron de vigilar la zona para evitar que las autoridades se percataran del asesinato. Óscar Edgardo Martínez García se encargó de cerrar las válvulas del tren con el fin de que se detuviera. El comunicado señala que luego de perpetrar el doble homicidio se dieron a la fuga internándose en los matorrales, con rumbo a la carretera federal que conduce de Playas de Catazajá a Palenque.  

Comentarios