...Y revelan que los desvíos también salpican al sector educativo

martes, 18 de junio de 2013
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El secretario de Educación Pública de Tabasco (SEP), Rodolfo Lara Lagunas, denunció que existe un saldo pendiente de alrededor de mil 850 millones de pesos del Impuesto Sobre la Renta (ISR) que la anterior administración descontó a trabajadores del sector educativo y no pagó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Esto, dijo, es adicional a los 64 millones de pesos de adeudos que tiene con aseguradoras. En víspera de la comparecencia de las extitulares de la SEP, Beatriz Luque Green y Deyanira Camacho y a cuatro días de que lo haga el exdirector administrativo, Mario Carrillo, ante la Procuraduría de Justicia del Estado (PGJE), Lara Lagunas informó que la dependencia a su cargo pasa por momentos difíciles “por todos los estragos financieros” heredados por sus antecesoras. “Recibimos una dependencia convertida en un desastre y (Luque y Camacho) deben responder por ello ante las autoridades competentes”, demandó. Para hacer frente a algunas deudas, la SEP gestiona ante la Secretaría de Planeación y Finanzas (Seplafin) una ampliación presupuestal, a fin de poder dar un primer pago de alrededor de 13 millones de pesos a las aseguradoras, “lo más rápido posible para que no se afecte a los compañeros”, señaló. Manifestó que el 100 por ciento de los trabajadores de la SEP están siendo afectados, ya que a todos se les descontó el ISR por alrededor de mil 800 millones de pesos en los últimos cuatro años, “y ese dinero nunca llegó a la Secretaría de Hacienda y ahora lo tiene que pagar el actual gobierno”. Insistió en que por este “acto de corrupción” deben responder las dos extitulares de la SEP en el gobierno de Andrés Granier Melo, toda vez que la dependencia a su cargo informó a la Contraloría y ésta, a su vez, actuó en consecuencia, prueba de ello es que Beatriz Luque y Deyanira Camacho deben comparecer mañana ante la PGJE. Denunció que otra de las irregularidades cometidas por Luque y Camacho fue el otorgamiento de entre 15 y 20 plazas de la escuela normal de maestros a personas que no reunían el perfil, no cumplieron con el procedimiento ni tampoco las trabajaron, por lo que turnarán estos casos a la Contraloría del estado. Recordó que Luque Green renunció a la titularidad de la SEP en marzo de 2012 para buscar una diputación local por el PRI y dejó en el cargo a Deyanira Camacho. Sin embargo, desde esa fecha y hasta diciembre de ese año, cobró sin trabajar medio millón de pesos en la SEP como maestra de preescolar y directora de una escuela primaria, dos plazas que se autoasignó antes de renunciar como titular de la dependencia. Incluso, en enero pasado, Luque Green pretendió cobrar la segunda parte de su “aguinaldo”, pero el nuevo titular de la SEP, Lara Lagunas, se lo suspendió.