Revela Madero 'pacto de honor' con Segob para no usar tema de inseguridad en campañas

domingo, 30 de junio de 2013
AGUASCALIENTES, Ags. (proceso.com.mx).- Los excesos autoritarios del PRI en los procesos electorales están poniendo en riesgo no sólo el Pacto por México, sino al país, porque “no hay quién pare a estos batos”, advirtió aquí el presidente del CEN del PAN, Gustavo Madero. El dirigente acusó a Enrique Peña Nieto de mantener un silencio complaciente ante las actuaciones de gobernadores y funcionarios priistas; “no hay una respuesta, ni una sanción”, reclamó. Madero lamentó también la violencia en los escenarios electorales –ante ataques como el perpetrado este sábado contra una candidata priista a diputada en Oaxaca– y agregó que el tema de la inseguridad “debe ser atendido viendo por encima de las diferencias partidarias”. Reveló que se hizo un “pacto de honor” de no utilizar el tema de la inseguridad en las campañas, que se tomó entre los presidentes nacionales de los partidos, el presidente Peña Nieto y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Sin embargo, ese pacto se rompió en Aguascalientes, donde a través del procurador de Justicia el gobierno de Carlos Lozano trató de incriminar a un candidato del PAN con la delincuencia organizada, y amenazó a los propietarios de una imprenta que elaboraron unos volantes para el PAN “donde se exhibe la pifia de la Procuraduría”. Incluso, Madero y los dirigentes presentes comenzaron a repartir algunos de esos volantes en la conferencia de prensa. “Aquí estamos, a ver si vienen para que nos detengan, no existe ningún delito, no puede reprimirse la libertad de imprenta y la libertad de expresión”, comentó. El dirigente nacional del PAN lanzó un fuerte reclamo por la actuación de los gobernadores priistas en las actuales campañas, poniendo a Carlos Lozano de la Torre en Aguascalientes como “un ejemplo muy elocuente, pero que se está presentando a lo largo y ancho del país”. “Algunos me preguntan: oye, ¿qué va a pasar con el Pacto (por México); les digo, olvídense del Pacto, está más en riesgo, algo más que el pacto mismo, es el país, está en riesgo el país, ¿qué va a pasar con el país si no hay quién pare a estos batos, qué va a pasar con el país, si no hay consecuencias de estos excesos autoritarios, qué va a pasar con México?”, cuestionó Madero. El dirigente panista recordó que en un inicio se trató de construir “un ambiente de diálogos y acuerdos” a través del Pacto por México que PAN y PRD firmaron con el PRI y el gobierno de Enrique Peña Nieto, en el cual “empeñamos la confianza y apostamos todo el capital que teníamos los partidos de oposición pensando en el bien de México”. Sin embargo, a lo largo del presente proceso electoral –que se vive en 14 entidades del país– ambos partidos se han encontrado, dijo, con el autoritarismo y la impunidad de funcionarios federales y gobernadores priistas. “Denuncias van y vienen y no se actúa; se mantiene la consistencia de la primera declaración presidencial de ‘no te preocupes Rosario’, críticas y descalificaciones a las denuncias penales y fraudes electorales” en una actitud que pretende minimizar los problemas y el comportamiento delictivo de los funcionarios del PRI, señaló Gustavo Madero en esta ciudad. Denunció que gobernadores como Carlos Lozano de la Torre están actuando sin contrapesos, sin que les pongan un alto, intimidando a la población, amenazando y chantajeando a empresarios y a medios, “utilizando todo el maldito poder en beneficio de sus intereses económicos y políticos”, pues “sólo así gana”. Aunque según Madero, este comportamiento de gobernadores y funcionarios federales del PRI está despertando la indignación y la conciencia ciudadana y se revertirá en un voto de castigo el próximo 7 de julio. Acompañando a la dirigencia estatal y los candidatos de la alianza PAN-PRD, Madero advirtió que su candidato a la alcaldía por la capital, Antonio Martín del Campo, ganará y ese triunfo se va a defender. “No nos lo van a arrebatar, estamos defendiendo la dignidad del pueblo de Aguascalientes; hoy tomamos más fuerza, más coraje para combatir ese autoritarismo que quiere regresar a instaurarse en todo el país”. Madero le apostó al triunfo de la alianza en el Congreso local para que éste se convierta en un contrapeso que le pueda exigir cuentas a Carlos Lozano “y ser el contrapeso a su poder autoritario”. “Nos estamos enfrentando al coletazo del dinosaurio”, concluyó.

Comentarios