Confirman detención de "La Garra", líder de Los Rojos

martes, 10 de septiembre de 2013
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El comandante de la IX Región Militar, Fausto Lozano Espinoza, confirmó la captura del líder del grupo delictivo Los Rojos, Leonor Nava Romero La Garra. El anuncio lo realizó durante una reunión del Grupo Coordinación Guerrero (GCG), conformado por el gabinete de seguridad estatal y federal que encabeza el gobernador Ángel Aguirre Rivero. Lozano Espinoza no informó sobre los detalles de la operación militar que realizaron miembros de un grupo de operaciones especiales procedente del Campo Militar número 1, que desplazó a soldados del 50 y del 41 Batallón de Infantería pertenecientes a la 35 Zona Militar con sede en esta capital, informaron fuentes oficiales a Apro. Ayer, Apro dio a conocer que el Ejército detuvo sin un solo tiro al jefe de la pandilla de Los Rojos junto a dos de sus escoltas en el vecino poblado de Zumpango, municipio de Eduardo Neri, donde estaban escondidos en una casa de seguridad. La pandilla de Los Rojos es un remanente del extinto cártel de los Beltrán Leyva que opera en la región Centro y parte de la Sierra bajo el manto protector de autoridades locales. Se le atribuye la ola de secuestros, asesinatos y extorsiones que tiene asfixiada a la sociedad y colapsado el sector productivo de la capital guerrerense. La detención de La Garra se registró a tres días de que una célula al servicio de Los Rojos atacara un convoy militar en las inmediaciones del poblado serrano de Chichihualco, municipio de Leonardo Bravo, donde oficialmente murió un soldado y un civil, mientras que cuatro presuntos agresores fueron detenidos y decomisadas 12 armas de fuego, cartuchos y equipo de radiocomunicación. Consultado sobre este tema en un acto público realizado por la mañana en el puerto de Acapulco, el gobernador Ángel Aguirre Rivero expresó: “No lo tengo confirmado. Voy a tener un reunión ahora mismo del Grupo de Coordinación Guerrero y seguramente si se produjo esa detención me habrán de dar cuenta”. Horas después, el general Fusto Lozano confirmó la detención de La Garra durante la reunión privada realizada en la sede de la sede de la IX Región Militar ubicada en Cumbres de Llano Largo, donde estuvo el gobernador Aguirre, mandos de la Marina, autoridades estatales y federales encargadas del área de Seguridad, informaron fuentes oficiales a Apro. Las mismas fuentes refieren que el jefe de Los Rojos –que fue detenido ayer con dos personas más en el poblado vecino de Zumpango, donde estaban escondidos en una casa de seguridad– fue trasladado a la sede la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), dependiente de la Procuraduría General de la República (PGR), en la Ciudad de México. En lo que se considera una reacción a la detención del jefe de Los Rojos, esta mañana fueron localizados los cuerpos de cuatro personas, tres hombres y una mujer, descuartizados y dentro de un auto que dejaron abandonado en las inmediaciones de la aeropista que se encuentra ubicada en la colonia Hermenegildo Galeana al norponiente de esta capital. La Garra asumió el mando esta pandilla tras la ejecución de su hermano José Nava Romero Don Che, quien fue asesinado al interior de un palenque de gallos la madrugada del 16 de junio en San Andrés Cholula, Puebla. Durante estos tres meses, representantes del sector productivo de Chilpancingo denunciaron un recrudecimiento de extorsiones, secuestros y asesinatos en la capital guerrerense y reprocharon la criminal indolencia gubernamental. Incluso, el dirigente empresarial Pioquinto Damián Huato denunció públicamente que la policía municipal de Chilpancingo estaba al servicio de este grupo criminal y detenía a jóvenes que eran trasladados al vecino poblado de Zumpango donde los delincuentes decidían si los mataban o exigían dinero a sus familiares a cambio de liberar a las víctimas. También, dirigentes del sector transportista denunciaron que desde diciembre opera una red de más de 200 narcotaxis en esta capital donde se han reportado agresiones sexuales contra mujeres, robos contra pasajeros y asesinatos de choferes de estas nidales que circulan impunemente en Chilpancingo. A pesar de las denuncias públicas y los crímenes que tienen aterrorizada a la población, las autoridades han sido omisas en actuar para revertir la violencia e impunidad. Al respecto, el alcalde priista de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos, ha rechazado asumir una actitud indolente frente a la delincuencia, pero advirtió que “no es Batman, Superman o el Llanero Solitario” para combatir solo al crimen. Mientras que el procurador de Justicia, Iñaki Blanco, y el secretario de Seguridad Pública estatal, Sergio Javier Lara, justifican su inoperancia argumentando que la ciudadanía simplemente no denuncia los delitos, por lo tanto no pueden actuar.  

Comentarios