Visitará Dalai Lama el Centro Fox en octubre

miércoles, 11 de septiembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El Dalai Lama visitará el país del 12 al 17 de octubre próximos, y estará en el Distrito Federal y los estados de Guanajuato y Zacatecas. El representante de la Casa Tíbet en México, Tony Karam, dio a conocer lo anterior tras aclarar que hasta ahora no está concertado encuentro alguno del líder tibetano con autoridades mexicanas. En rueda de prensa, explicó que se trata de una visita con carácter humanitario, por lo que de momento no se prevén conversaciones con el presidente Enrique Peña Nieto ni con legisladores. Se trata, dijo, de la cuarta visita del Dalai Lama a México, pues antes estuvo en 1989, 2004 y 2011, y que es algo que el país requiere “urgentemente” por la situación que atraviesa. La agenda del líder tibetano en el exilio durante su estancia en México, detalló, prevé actividades el 12, 13 y 14 de octubre en la Arena Ciudad de México, mientras que el 15 impartirá una plática en el Centro Fox, en Guanajuato, y el 16 estará en Zacatecas. El evento “estelar” del líder religioso y político será el 14 de octubre en la Arena Ciudad de México, donde impartirá una conferencia destinada a maestros, estudiantes y padres de familia, con una asistencia programada de 15 mil personas. Karam insistió en que la presencia del Dalai Lama en México es “absolutamente filantrópica”, por lo que los recursos que se recauden de sus presentaciones servirán para solventar su estancia y, en su caso, de haber remanentes, se destinarán a organizaciones de asistencia. Todas las visitas del Dalai Lama a México han generado fricciones con China, que en 1949 invadió el Tíbet arguyendo sobre su potestad sobre la zona. Por esta razón, China desconoce la autoridad del Dalai Lama. La última visita del líder religioso provocó que el gobierno chino, a través de su embajador en México, Ren Jingyu, recomendara a las autoridades locales que este personaje no fuera recibido como el jefe del gobierno tibetano en el exilio. Incluso lo calificó como un “títere religioso” y consideró un error su llegada a México “porque bajo su máscara de paz y benevolencia trata de engañar a la gente y promueve a escala internacional la causa separatista del Tíbet”. A final de cuentas, ninguna autoridad lo recibió. Para la próxima visita tampoco se ha mencionado ninguna visita oficial.

Comentarios