Preparan otro golpe a Gordillo; buscan remover a su hija de la directiva del Panal

miércoles, 18 de septiembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- En un segundo golpe a Elba Esther Gordillo, presa desde febrero pasado, el gobierno federal, a través del secretario general del SNTE, Juan Díaz de la Torre, exigió a la senadora Mónica Arriola, hija de la maestra, la renuncia a la dirección del Partido Nueva Alianza (Panal). Integrantes de ese partido revelaron que este mediodía, en las oficinas centrales del Panal localizadas en calle Durango, colonia Roma, el presidente del partido, Luis Castro, se entrevistó con Mónica Arriola, a quien pidió su renuncia a la secretaría general de esa fuerza política, a lo que ésta respondió con una negativa. Se le comunicó que el partido realizará este sábado 21 un consejo extraordinario para conocer de la renuncia de ella y a partir de ahí elegir a su sustituto. La misma fuente del Panal destacó que el acuerdo para deponer a la hija de Gordillo Morales --y restarle poder en el partido que ella misma creó hace siete años-- fue tomado por Luis Castro y el propio dirigente el SNTE, Juan Díaz de la Torre. Este último, antes de la detención de la maestra, fue su incondicional y operador. Por su parte, Mónica Arriola pretende convencer a un mayor número de consejeros y evitar así su remoción; sin embargo, en la fracción del Panal en San Lázaro (diez legisladores), entre los que se encuentra su sobrino René Fujiwara, hijo de Maricruz Montelongo, hija mayor de Gordillo, la actual secretaria general del partido carece de apoyo, pues los consejeros están del lado de Montelongo. Desde hace varios años, ambas hermanas han mantenido una disputa política en la que cada una de ellas aspira a convertirse en la heredera política de su madre y manejar tanto el partido como el SNTE. El primer presidente del Panal fue el exdiputado federal Miguel Ángel Jiménez, un joven operador de Gordillo Morales que luego dejó el cargo para ocupar la dirección de la Lotería Nacional (Lotenal), una de las posiciones federales que los gobiernos panistas entregaban a la exlíder del SNTE. Miguel Angel Jiménez también debió dejar el cargo luego de que un diario de Campeche revelara que pretendió negociar publicidad a favor del PAN con cargo a la Lotenal. Le siguió Tomas Ruiz, quien también fuera uno de los operadores de Gordillo en 2003, cuando ésta era la coordinadora parlamentaria del PRI en la Cámara de Diputados. Ruiz dejó la presidencia del Panal para ocupar la Secretaría de Gobierno en Veracruz con Javier Duarte, cargo del que a la postre también sería removido. Luego vino a ocupar esa posición Jorge Kahwagi, otro de los hijos políticos de Gordillo; actualmente la presidencia del Panal la ocupa Luis Castro, quien hizo a un lado a Gordillo Morales para sumarse a las órdenes de Juan Díaz de la Torre. Y este último hoy se encuentra supeditado a los designios del gobierno priista de Enrique Peña Nieto, como ya quedó demostrado con su total apoyo a la reforma educativa, iniciativa a la que en todo momento se opuso su mentora Gordillo Morales, hoy presa.

Comentarios