Fuerzas federales llegan a Apatzingán a hacer 'operación limpieza'

domingo, 12 de enero de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Efectivos del Ejército y unos mil 500 policías federales comenzaron este sábado a tomar el control de la seguridad en Apatzingán, tras los hechos violentos suscitados el viernes 10. Los militares realizaron patrullajes y, a bordo de vehículos artillados, liberaron las vialidades tomadas por manifestantes que exigían la salida de los grupos de autodefensa. Las fuerzas de seguridad reabrieron la carretera Cuatro Caminos-Apatzingán, aproximadamente a las 14:00 horas. En esa vía se registraron bloqueos durante tres días consecutivos. Además retiraron 11 vehículos carbonizados que permanecían sobre la carretera. Los soldados también quitaron tráileres y camiones que obstruían la carretera Nueva Italia-Apatzingán, donde grupos no identificados hicieron una zanja a fin de evitar la circulación vehicular. Para que los autos pudieran pasar, los militares rellenaron los carriles de circulación y reabrieron el tránsito. El Ejército realizó sobrevuelos en helicópteros que se extendieron hasta Nueva Italia, localidad disputada por los autodefensas y Los Caballeros Templarios. La Policía Federal por su parte efectuó patrullajes en la zona urbana y en el centro de Apatzingán. Este sábado algunos grupos de inconformes con las autodefensas quemaron un camión. Apatzingán permanecía este sábado bajo un ambiente de tensión tras los hechos de violencia de los últimos días. La mayoría de los negocios de la zona centro permanecieron cerrados. El alcalde Uriel Chávez Mendoza calculó que los daños causados por la quema de oficinas del palacio municipal ascienden a un millón de pesos y en más de 20 millones los destrozos en los establecimientos comerciales. Las corridas de autobuses siguen suspendidas hacia Tierra Caliente, concretamente a los municipios de Nueva Italia, Buenavista, Apatzingán, Tepalcatepec, Coalcomán y Aguililla.

Comentarios