Elude Graco indagar nexo de diputado con el narco

lunes, 27 de enero de 2014
CUERNAVACA, Mor. (apro).- El gobernador Graco Ramírez aseguró que la presunta implicación del legislador del Partido del Trabajo (PT), Alfonso Miranda Gallegos, con el cartel de Los Rojos es un asunto del que debe informar la Procuraduría estatal. Un documento confidencial del Grupo Interinstitucional Morelos, conformado por todas las áreas de seguridad estatal y federal revela, entre otras cosas, que la campaña política de Miranda Gallegos fue financiada por el cártel de los Beltrán Leyva, como se publica en la revista Proceso, en su edición 1943 que circula esta semana. El informe señala que Santiago Mazari Miranda, El Carrete, líder del cartel de Los Rojos en la zona sur de la entidad, en su momento recibió financiamiento de Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, para la campaña de su tío (el diputado Miranda), a través de Juan Torres, El Banda, entonces jefe de la zona sur y quien hoy está preso. Al respecto, Graco Ramírez quiso evitar el tema al decir, con ironía, que él “no es procurador ni investigador policial” y que en todo caso es la PGJE la que debe informar sobre el caso. Luego anunció que este lunes acordó con su similar de Guerrero, Ángel Heladio Aguirre Rivero, tener una reunión bilateral junto con los jefes de las zonas militares para diseñar una estrategia para contrarrestar a los grupos delictivos que han intentado establecerse en Morelos. Con la estrategia, abundó, se revisarán los corredores que utilizan los grupos delictivos que han disparado el secuestro y el abigeato en la zona limítrofe con Guerrero. La dirigente estatal del PT, Tania Valentina, urgió a que actúen las autoridades que dicen tener información de los vínculos del diputado Miranda Gallegos con el crimen organizado. En un intento por minimizar el escándalo, Tania Valentina dijo que el legislador está suspendido de sus derechos al enfrentar un proceso de expulsión. Sin embargo, en una segunda versión que difundió la petista aseguró que Miranda Gallegos no estaba suspendido de sus derechos, aunque sí enfrenta un proceso interno. Actualmente, Alfonso Miranda es el coordinador de los tres diputados del PT en el Congreso local; ha sido el negociador del partido en el presupuesto estatal y ha tenido acceso a información privilegiada sobre el crimen organizado en varias comparecencias privadas con Rodrigo Dorantes y Alicia Vázquez Luna, procurador y exsecretaria de Seguridad, respectivamente. Para justificar la militancia de Miranda en el PT, la dirigente petista aseguró que Andrés Manuel López Obrador fue quien personalmente lo recomendó para ser candidato en la zona. Usa oficina como salón de fiestas Días antes de la publicación del nexo del legislador con el crimen organizado, se organizó un pachangón en el fondo del pasillo, en el piso intermedio del edificio sede del Legislativo estatal. “Me pagan por asesinar… le pusieron precio a tu cabeza”, cantaba un hombre con sombrero vaquero gris que, con micrófono en mano, deleitaba a los asistentes con un corrido de los que le gustan a el jefe. Los trabajadores de esa oficina estaban alegres y hacían coros a las canciones para festejar al diputado Alfonso Miranda Gallegos, quien estaba apoltronado en su oficina. Temprano llegó un mariachi para cantarle “Las Mañanitas” por sus 58 años. Después, la oficina pública se transformó en un virtual salón de fiestas donde los trabajadores partieron el pastel para el agasajado. En seguida, instalaron un karaoke y empezaron las interpretaciones. “Esto se arregla con dinero, has fallado a la empresa”, rezaba otra de las interpretaciones aplaudidas por los enfiestados trabajadores que, para acompañar el momento, brindaban con cerveza. Era el jueves 23 por la mañana. --¿Está permitido un pachangón, una fiesta, en una oficina pública? --se le preguntó al legislador del PT. --Esto no es un pachangón como tú dices. Y no vengas con palabras ofensivas ni vengas a querer cambiar las cosas. Aquí, igual que en todas las oficinas, se da una celebración cuando un trabajador tiene la dicha de llegar a cumplir un año más, y eso es acá lo que pasó en mi oficina. Mis compañeros de trabajo me hicieron un pastel, un desayuno, pero no vengas a disfrazar… No digas que un pachangón, es un desayuno… --¿Un desayuno con todo y cantante? --Tú puedes cantar donde quieras, en el pasillo, en la calle y nadie te lo va a prohibir. Ustedes hablan y dicen lo que quieren y nadie les dice nada, tienen libre expresión, y a veces dicen cosas que no son y nadie les dice nada. --¿Está permitido traer cantantes? --Eso pregúntalo allá arriba (administración), donde corresponde, aquí puede cantar la secretaria de equis o quien sea sin alterar el orden. ¿Te queda claro? Los corridos y la pachanga llamaban la atención de los trabajadores de otras oficinas. Ya no es extraño, pues el legislador se caracteriza por los escándalos. Se trata del expresidente municipal de Amacuzac, a cuyo hijo heredó la candidatura a la alcaldía en la elección pasada, pero al ser derrotado por el candidato del PVEM, decidió derribar la presidencia municipal. Al legislador lo han acusado, sin pruebas, de ser familiar de Antonio Román Miranda, La Moña, pieza clave en su momento para la organización criminal de los hermanos Beltrán Leyva. También lo han señalado de ser tío de El Carrete, quien heredó el liderazgo de Los Rojos en la zona sur de Morelos, limítrofe con la zona norte de Guerrero. Ya como legislador, medios de comunicación locales publicaron que en la misma oficina donde le festejaron su onomástico con música, también organiza parrilladas con sus trabajadores. Entrevistado sobre el tema, el diputado del Partido Social Demócrata (PSD), Roberto Yáñez, se limitó a decir que cada legislador es responsable del uso que da a las instalaciones.

Comentarios