"Altamente riesgoso", aprobar ley para la infancia: CEM

martes, 14 de octubre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) expresó su preocupación por la iniciativa de Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, avalada por el Senado y enviada para su discusión a la Cámara de Diputados, debido a que no define con claridad qué derechos sexuales y reproductivos tendrán los menores. Según la cúpula de la Iglesia mexicana, resulta “altamente riesgoso”, aprobar dicha iniciativa porque permitiría “interpretaciones arbitrarias” y que los menores tomen decisiones en este ámbito sin la orientación de un adulto. “Nos preocupa el concepto ‘Derechos sexuales y reproductivos’, que no se encuentra en nuestra Constitución ni en los tratados internacionales que vinculan al Estado mexicano, y que al carecer de una definición sobre su contenido y alcance, puede dar lugar a interpretaciones arbitrarias”, dice la CEM en un comunicado. El clero afirma además que es “altamente riesgoso que en este proyecto de ley se pretenda que niños, niñas y adolescentes puedan tomar decisiones sin la orientación de sus padres o tutores en algo tan delicado como es la sexualidad, con implicaciones físicas, psicológicas, espirituales, económicas y sociales”. Por ello pide que el legislativo dé claridad sobre los derechos sexuales y reproductivos que tendrían los menores y también llama a que se diferencien por edades. “No es lo mismo el grado de madurez de un niño de 11 años que el de un adolescente de 17”, argumenta. La iniciativa aprobada por el Senado el pasado 29 de septiembre señala que la educación impartida por el Estado deberá “promover la educación sexual integral, que contribuya al desarrollo de competencias que le permitan a niñas, niños y adolescentes ejercer de manera informada y responsable sus derechos sexuales y reproductivos”. Ahora el proyecto de ley se encuentra en la Cámara de Diputados que debe votar a más tardar a finales de este mes si lo aprueba o no ya que es una iniciativa preferente enviada el 1 de septiembre por el presidente Enrique Peña Nieto. Los señalamientos de la CEM coinciden con los del senador panista José María Martínez, quien acusó a los promotores de la propuesta de impulsar una ley a favor del aborto. Por su parte, las senadoras Diva Gastélum e Hilda Flores, del PRI, y Angélica de la Peña, del PRD, rechazaron las críticas y afirmaron que la única finalidad de la nueva legislación es que los menores tengan derecho a ejercer su sexualidad, a través de información, educación y métodos anticonceptivos.

Comentarios