En el Congreso alemán exigen justicia por normalistas desaparecidos

miércoles, 15 de octubre de 2014
BERLÍN (apro).- El tema de los 43 normalistas desaparecidos y las fosas clandestinas localizadas en Iguala, Guerrero, llegó este miércoles a la tribuna del Parlamento alemán, luego de que diputados del Partido Verde interpelaron al gobierno federal en torno del Convenio de Colaboración en materia de seguridad que negocian México y Alemania y que pretenden firmar a finales de este año. Durante la denominada Fragestunde, instrumento parlamentario mediante el cual los diputados alemanes pueden plantear preguntas directas al gobierno federal y éste las responde de inmediato, los legisladores Uwe Kekeritz y Hans-Christian Ströbele preguntaron sobre las consecuencias que tendrá el caso Ayotzinapa en la negociación de dicho acuerdo. Antes de dar la respuesta formal, la representante del Ministerio del Exterior, Maria Böhm, dijo que quedó conmocionada por la noticia de los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero, sobre todo porque en este momento se encuentra, coincidentemente, preparando un viaje de trabajo a México. "Puede estar seguro colega que el tema de tan terrible crimen lo abordaremos enérgicamente (durante la visita)", aseguró Böhm, luego de aclarar que el gobierno alemán mantiene la intención de seguir adelante con el acuerdo. "La negociaciones del acuerdo se encuentran en un estado avanzado, pero hasta el momento no se ha cerrado. Todavía no hay una fecha fija para su firma, y cuando se haya firmado se presentará de inmediato ante el Parlamento para su ratificación", subrayó. La representante del gobierno alemán aseguró que éste se encuentra al tanto de lo sucedido en el estado de Guerrero a través de la información que la embajada alemana en México les ha hecho llegar. Tras hacer una reseña detallada de los hechos que se suscitaron desde el 26 de septiembre pasado en Iguala, la ministra Böhm aseguró que "los crímenes recientes subrayan la importancia de este acuerdo y su objetivo", que es "mejorar el trabajo conjunto con el gobierno federal mexicano y brindar apoyo en su lucha contra el crimen organizado". Como respuesta, el parlamentario Ströbele dijo esperar que el gobierno mexicano, a través de su contraparte alemana, "tenga claro que un trabajo conjunto en materia de seguridad bajo las actuales condiciones (de violencia) no es problemático, sino más bien imposible". Y agregó: "Lo más terrible en esta historia es que existe la sospecha de que quienes cometieron estos crímenes no son sólo elementos del crimen organizado, sino que los hechos ocurrieron con el presunto apoyo de las fuerzas locales de seguridad y de las autoridades de la ciudad. ¿Qué hará el gobierno federal en el marco del trabajo conjunto de seguridad –y dentro del que probablemente también podría incluirse la entrega de armas– para descartar definitivamente que en el futuro se ejerza este terror institucional en contra de la gente y prever que las armas no sean usadas también en contra de los derechos de las personas en México? ¡Todos sabemos sobre los casi 50 mil muertos en México en el marco de la guerra contra el narcotráfico!". Prosiguió: "Lo malo en México, pero también en muchos países de América Latina en donde la guerra contra las drogas tienen lugar, es que hay corrupción y que en ella están envueltos no sólo la policía, sino también otros poderes del país”. Maria Böhm respondió que durante su visita a México el caso no será para ella un secreto y abordará el tema igual que lo hace aquí en el ministerio de Asuntos Exteriores con organizaciones no gubernamentales como Amnistía Internacional o la Coordinación Alemana para los Derechos Humanos en México. En la ronda de preguntas y respuestas sobre México, que duró poco más de 12 minutos, el diputado alemán Verde insistió en las garantías que debería incorporar el acuerdo para que se obligue al gobierno de Enrique Peña Nieto a cumplir con el respeto a los derechos humanos de la población, y también en el seguimiento que el gobierno alemán daría de ello. "Puede estar seguro que los representantes del gobierno alemán harán todo para que dentro del Acuerdo de Cooperación en Seguridad, los derechos humanos de los ciudadanos queden asegurados y que (también) se hace todo para que a nivel federal el gobierno mexicano se fortalezca en el combate contra la corrupción y las drogas", señaló la ministra Böhm, sin responder si el mencionado acuerdo contará con mecanismos para que su gobierno compruebe que México cumple con los derechos humanos.

Comentarios