Federales realizan detenciones en Carrizalillo, refugio de Guerreros Unidos

martes, 21 de octubre de 2014
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- La Policía Federal (PF) realizó este día un operativo en el poblado de Carrizalillo, municipio de Eduardo Neri, en la región Centro de la entidad, donde detuvieron a varias personas por sus presuntos nexos con la delincuencia. Desde el sábado 11, proceso.com dio a conocer que el gobierno federal tenía conocimiento de que integrantes de una pandilla de Iguala, identificada como Los Peques, señalada como uno de los brazos armados del grupo delictivo Guerreros Unidos, habrían sido los responsables de la agresión y desaparición de normalistas junto a policías municipales. Informes oficiales consultados por este semanario indican que este grupo de sicarios salió de la ciudad de Iguala con el respaldo de autoridades de los tres niveles y del Ejército, y se refugiaron en la comunidad de Carrizalillo, donde permanecen escondidos desde hace dos semanas cuando al menos 100 delincuentes se posesionaron del poblado. Poco más de una semana después de que se dio a conocer esta información, la PF realizó un impresionante operativo aéreo y terrestre en esta comunidad enclavada en la parte serrana de la región Centro, donde se ubica la mina de oro a cielo abierto Los Filos-El Bermejal, explotada por la empresa canadiense Gold Corp. Fuentes oficiales informaron que el operativo federal se enfocó en la casa de un sujeto identificado como Onofre El Pescado, encargado de las operaciones de trasiego de droga que se produce en la sierra y se concentra en la ciudad de Iguala para distribuirla al centro y norte del país. Los agentes federales detuvieron a un número indeterminado de personas, entre ellas a Aarón Peña Celso, su esposa Andy Montiel López y sus dos hijas. Posteriormente, habitantes de Carrizalillo se trasladaron a la sede de la PF en Iguala para demandar la liberación de los cuatro integrantes de la familia Peña Montiel. Además, acudieron a la sede de la Comisión de Derechos Humanos Estatal para interponer una queja en contra de los agentes federales que catearon varias viviendas apoyados por dos helicópteros. Hasta el momento, autoridades federales no han dado información sobre este operativo donde presuntamente se refugió uno de los brazos armados de Guerreros Unidos que supuestamente participaron en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Comentarios