López Obrador reta a Peña a debate sobre contratos de obra pública

viernes, 28 de noviembre de 2014
MEXICO, D.F. (apro).- El líder del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, retó a Enrique Peña Nieto a debatir públicamente sobre cómo ha entregado contratos de obra pública en dos años de gobierno. “Estoy absolutamente seguro de que las obras más importantes en su gobierno, en estos dos años, han sido asignadas a sus amigos, a sus socios, a su gente cercana, no sólo a (Juan Armando) Hinojosa Cantú, a otros amigos que tiene”, denunció el tabasqueño en una asamblea realizada en Santiago Tepalcatlalpan, Xochimilco. El excandidato presidencial aseguró que Peña Nieto ha entregado millones de pesos en obra sin licitación, mediante asignación directa y siempre con su respectivo soborno. “Sobre este tema me gustaría hablar con él”, desafío. Acompañado por el presidente del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, Martí Batres, López Obrador puso como ejemplo que durante su periodo como jefe del GDF se formó un comité de ciudadanos honestos para verificar la compra de 40 trenes y 40 vagones. Luego recordó que cuando el entonces embajador de Canadá vio que su empresa Bombardier iba perdiendo la licitación, éste declaró que nunca había visto tanta corrupción como en México. En respuesta, el gobierno le pidió “amablemente” que saliera del país. Enseguida mencionó que logró un acuerdo para que los trenes se construyeran en Ciudad Sahagún, Hidalgo, para dar trabajo a obreros mexicanos. Además, presumió que los trenes se adquirieron a mitad de precio de lo pagado por expresidente Carlos Salinas diez años antes, “es decir, 500 millones de dólares, y ellos habían cobrado mil millones de dólares”. En su administración, abundó, se construyó el Hospital de Especialidades en Iztapalapa, el cual costó 200 millones de pesos y, cuando Peña Nieto fue gobernador del Estado de México, su contratista favorito, Juan Armando Hinojosa, construyó un hospital en Zumpango, pero cobró unos 7 mil 500 millones de pesos. “Entonces el problema es la corrupción en el gobierno, no es que no haya dinero. Ahora que sale Peña ayer con su plan, si no fuese un asunto tan serio sería para reírse pero, miren, el principal problema es la corrupción, el principal problema es que Peña es un corrupto”, acusó López Obrador. El flagelo de la corrupción terminará, insistió, si Peña Nieto renuncia a la Presidencia antes del 1 de diciembre y se convoca a elecciones anticipadas. Luego criticó el “show montado” por Peña Nieto para dar a conocer su decálogo para, según él, fortalecer la seguridad en el país, “y a partir de los medios de comunicación al servicio del régimen bombardearon con mentiras a los mexicanos”. En otro asunto, el tabasqueño aseguró que se “pelearía” con el jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera si pretende éste suprimir programas sociales en la capital del país. Mientras no lo haga, indicó el tabasqueño, “ahí la llevamos”.