Cede PRI para crear comisión del proyecto de tren México-Querétaro

lunes, 1 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Como una medida para atajar las exigencias de investigar a Juan Armando Hinojosa Cantú, contratista “consentido” del gobierno peñista y quien habría ofertado la Casa Blanca a Angélica Rivera, el PRI cedió en la creación de una comisión especial para indagar la licitación y cancelación del contrato para el proyecto de tren rápido México-Querétaro y en donde participó una de las empresas del tamaulipeco. Al término de la reunión de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Lilia Aguilar, vicecoordinadora del PT, confirmó que hubo una discusión amplia sobre si la Cámara de Diputados puede investigar a particulares, “pues había quienes solicitábamos ampliar el objeto de la comisión y que no sólo fuera la licitación del tren rápido, sino todos los contratos que se hubiesen dado en esta administración al Grupo Higa (de Armando Hinojosa)”. Aunque se aprobó crear la comisión especial, el vicecoordinador del MC, Ricardo Mejía, explicó en rueda de prensa que su partido votó en contra “porque nos parece que el acuerdo es tramposo, insuficiente y no da salida a la crisis institucional en materia de corrupción que se vive en el país, particularmente en la Presidencia de la República”. Mejía Berdeja aclaró que sí se pudo haber creado una comisión “con un objeto más amplio, siendo un asunto de interés público, donde hay dinero público involucrado, donde hay contratos, donde hay tráfico de influencias y donde hay conflicto de interés… Nosotros pedíamos que se investigaran todos los contratos porque no sólo es el tren México-Querétaro; es el acueducto Monterrey de 47 mil millones de pesos; es la remodelación del hangar presidencial, y un sinfín de operaciones que este prestanombres, presumible prestanombres del presidente Enrique Peña Nieto, ha venido realizando”. “Sabemos –abundó– que esta comisión responde a la presión social y legislativa, “pero no vamos a quitar el dedo del renglón para que se investigue la Casita Blanca de Peña Nieto y su esposa; las vinculaciones de Armando Hinojosa, y los beneficios indebidos que estas operaciones pudieron haber traído al patrimonio del presidente y de su familia”. La petista Lilia Aguilar puntualizó que su partido no sufragó en contra “pero no es suficiente y, como consecuencia, dimos un voto de abstención, pues nos parece que sólo es poner un ‘curita’ cuando únicamente es la punta del iceberg de la relación que hay entre Higa y el gobierno federal. Sin embargo, esta ha sido la decisión de la mayoría de los grupos parlamentarios”, acotó. La relación entre Hinojosa Cantú y Peña Nieto, así como la participación del primero en la entrega de la residencia de Sierra Gorda 150, en las Lomas de Chapultepec, a Angélica Rivera, ha provocado enfrentamientos y negociaciones entre la oposición y el partido en el gobierno, el PRI, que invariablemente cuenta con el respaldo de PVEM y Panal. La demanda del PT, MC y PRD para crear la “comisión especial Casa Blanca” para que indagara si hubo tráfico de influencias, conflicto de interés y probable corrupción de Peña Nieto al entregar millonarios contratos del gobierno federal, se diluyó el lunes de la semana pasada durante la reunión de la Jucopo, cuando la dupla PRI-PVEM rechazó la propuesta. En la reunión del lunes pasado de la Junta, el PRI ni siquiera quiso someter a votación el escrito de Ricardo Mejía Bermeja, donde éste demandaba crear la “comisión especial para revisar la legalidad y ausencia de conflictos de interés en el otorgamiento de contratos por parte del gobierno federal al Grupo Higa y empresas relacionadas”. Ahí, el encargado de asuntos jurídicos del PRI, el nuevoleonés Héctor Gutiérrez de la Garza, argumentó que ya había demasiadas “comisiones especiales” y el reglamento establece que éstas no deben rebasar las de carácter ordinario. A cambio propuso la creación de “dos subcomisiones” que dependan de las comisiones ordinarias. Una de la Comisión de Transparencia para que verifique la declaración patrimonial de Peña Nieto y solicite información, entre otra del por qué no incluyó en ella las propiedades de Rivera Hurtado. La otra sería una subcomisión de la Comisión de Transportes para que analice todo lo relacionado con la licitación del tren México-Querétaro y los contratos entregados a Higa. La estrategia del PRI para dar salida a las presiones de crear una “comisión Casa Blanca” fue que el PAN pusiera sobre la mesa la integración de una comisión que sólo indagara la licitación del tren rápido y así eliminar de la investigación la relación Angélica Rivera-Hinojosa Cantú. El jueves de la semana pasada se puso en marcha esa estrategia y el PAN, desde su curul, habló del tema, una acción inusual pues no es parte del actuar político de este partido. Ese día al arranque de la sesión la diputada panista Elizabeth Oswelia Yáñez Robles pidió la palabra, y desde su curul, dio respuesta a la posición del PRI del martes anterior que, a través de Leobardo Alcalá, centró el debate en la desaparición de los 43 normalistas justo cuando las izquierdas pretendían abordar el tema de la Casa Blanca. Incluso, encaminó el debate hacia señalar culpables, entre ellos a Andrés Manuel López Obrador, fundador del partido Morena. Al tratarse de un asunto de agenda política y ser el PRI el último en dar su posicionamiento, la izquierda no tuvo posibilidad de responder. En el debate de ese martes, Alcalá acusó a la izquierda de ser sexistas por cuestionar que Angélica Rivera pudiera tener patrimonio propio y adquirir una casa como la de Sierra Gorda 150. Como ni panistas ni la izquierda pudieron responder a los señalamientos del PRI, el jueves siguiente el PAN abrió el debate con la intervención de Yáñez Robles. Desde su curul, la panista definió: “Quiero hacer una aclaración de una afirmación que se hizo en tribuna el martes con respecto de que el problema de la Casa Blanca es un problema de sexo. De que no podemos aceptar que una mujer sea económicamente exitosa y profesionalmente exitosa. “A nadie en este país le importa si la señora Rivera tiene 100 millones de pesos o mil millones de pesos para comprar el Castillo de Chapultepec. No desviemos la atención: el responsable de este problema se llama Enrique Peña Nieto”, advirtió desde su curul la legisladora del PAN, quien incluso fue reconvenida por el presidente en turno, el diputado del PVEM Tomás Torres Mercado, lo que provocó una inusitada furia blanquiazul. “Me permite, me permite, ¡no me interrumpa señor presidente!, ¡no me interrumpa! ¡No, señor presidente!, no me quite el derecho de expresarme señor presidente, ¡cuidado y me quite el micrófono! El señor Peña Nieto es el que tiene que venir a explicar, es el que viene a rendir cuentas, es el que tiene que transparentar y dejar claro el hoy conflicto de intereses de que la empresa que él benefició durante ocho años de repente decidió comprar una casa y vendérsela a la esposa del presidente de la República en módicas mensualidades”, denunció la panista. Para respaldar su reclamo, la panista presentó un punto de acuerdo en donde sólo se exhorta a la SCT a que “haga público en Compranet el acto administrativo por el cual se canceló la licitación pública internacional abierta para el otorgamiento de un contrato mixto de obra pública para la construcción, suministro, operación y mantenimiento de una vía férrea, material rodante, equipos y sistemas y demás componentes del proyecto del tren de alta velocidad México-Santiago de Querétaro”. No obstante, Ricardo Monreal y Ricardo Mejía, ambos de MC, comentaron que ellos seguirán ventilando en cada sesión el tema de la Casa Blanca. “Ya vimos que al PRI no les ofende Ayotzinapa, no les ofende lo de los 11 estudiantes injustamente detenidos, no les ofende la detención de líderes sociales en Sonora, no les ofende el asesinato de un niño en Puebla por parte de la policía, pero sí les ofende y tienen una inusitada reacción que se toque a Enrique Peña Nieto y a su esposa. Por eso creo que no habrá tal comisión que pueda dilucidar todo el proceso de corrupción que salió a la luz pública con la Casa Blanca. En todo el mundo es un escándalo, menos aquí en México”, acusó Monreal Ávila. Se espera que este martes 2 la propuesta para crear la comisión para indagar la licitación del tren rápido sea votada y avalada en el pleno.