México, muy abajo del promedio global en percepción de la corrupción

martes, 2 de diciembre de 2014
BERLÍN (apro).- México se ubica en el lugar 107 en el Índice de Percepción de la Corrupción 2014 de la organización Transparencia Internacional (TI) con un puntaje de 35; el máximo, que correspondería a un país libre de corrupción, es de 100 puntos. Así lo revela el informe dado a conocer este miércoles en esta capital y en el que paradójicamente, y pese a la crisis de credibilidad que enfrenta el gobierno de Enrique Peña Nieto, México obtuvo este año un punto más de calificación respecto de 2013 y 2012 en los que alcanzó 34 puntos. Desde hace 20 años Transparencia Internacional publica anualmente su Índice de Percepción de la Corrupción en todo el mundo, el cual mide justamente los índices de percepción de la corrupción en el sector público con base en en opiniones de empresarios y especialistas los países calificados. Este año fueron incluidos 175 países en el ejercicio de la organización. Dentro del continente americano –aunque también de forma global–, México se encuentra por debajo del promedio global, que es de 45 y 43 puntos, respectivamente. Así,  en su propio continente, México es percibido como un país más corrupto que Chile, Uruguay, Colombia e, incluso, Bahamas y Trinidad y Tobago. “El índice de Percepción de la Corrupción 2014 pone de manifiesto que, cuando líderes y altos funcionarios abusan de su poder para usar fondos públicos en beneficio propio, el crecimiento económico se ve minado y los esfuerzos por frenar la  corrupción quedan frustrados”, señaló  José Ugaz, presidente de Transparencia Internacional. “Los funcionarios corruptos desvían activos de origen dudoso a otras jurisdicciones usando compañías offshore con total impunidad. Los países en las posiciones inferiores deben adoptar medidas drásticas contra la  corrupción y a favor de su población. Los  países en las mejores posiciones del índice, por su parte, deberían asegurarse de no exportar prácticas corruptas a países en desarrollo”, añadió Ugaz. Más de dos tercios de los 175 países incluidos en el índice de  Percepción de la Corrupción  2014 obtuvieron una puntuación inferior a 50, en la escala de cero a 100. Dinamarca se sitúa en la primera posición con un puntaje de  92, seguido por Nueva Zelanda y Finlandia, con 91 y 89 puntos, respectivamente mientras que Corea del Norte y Somalia comparten el último lugar, con apenas 8 puntos. En su informe, Transparencia Internacional llama la atención sobre la percepción de la corrupción en economías emergentes, como China que, a pesar de haber puesto en marcha una campaña para erradicar la corrupción a nivel de servidores públicos, su calificación bajó cuatro puntos de 2013 a 2014, colocándola este año en 36, sólo uno más que México. Pero no solamente China, también la organización advierte sobre “graves problemas de corrupción y lavado de dinero” en los demás países BRIC. “Este año ha trascendido que una de las principales compañías petroleras habría utilizado sociedades secretas para sobornar a políticos en Brasil (que obtuvo una  puntuación  de 43), que personas de India (con 38 puntos) utilizan cuentas bancarias en Mauricio (54 puntos) y que ciudadanos rusos (27 puntos) hacen lo mismo en Chipre (63 puntos). “La corrupción a gran escala en economías importantes no solo priva a los sectores  más pobres de derechos humanos fundamentales, sino que  además menoscaba la gobernabilidad y genera inestabilidad. Las  economías de rápido crecimiento cuyos gobiernos se niegan a actuar con transparencia y toleran la corrupción generan una cultura de impunidad que propicia la  corrupción”, subrayó Ugaz.  

Comentarios