Peña y el PRI comparan ideales de Colosio con los del actual gobierno federal

domingo, 23 de marzo de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Este domingo, al cumplirse 20 años del asesinato de Luis Donaldo Colosio Murrieta, el presidente Enrique Peña Nieto y su partido, el PRI, retrajeron los discursos del sonorense y compararon sus ideales con los del gobierno federal priista. En un texto publicado este domingo en el portal de Internet de la Presidencia de la República, el gobierno federal señaló que impulsa transformaciones por la vía democrática y trabaja por un México en paz, incluyente, con educación de calidad y más próspero. El mensaje, escrito por Peña Nieto, destaca que “ese México de justicia, equidad, prosperidad y paz que él (Colosio) veía, sí es posible alcanzarlo y debemos seguir trabajando por él. Colosio se atrevió a soñarlo. A los mexicanos de hoy, nos corresponde hacer nuestro mayor esfuerzo para hacerlo realidad”. “Colosio creía en un México con paz y tranquilidad. Veía además un país con hambre y sed de justicia, un México que debía ser más incluyente. “Luis Donaldo también advertía que la educación era la batalla más grande para ganar el futuro y que el crecimiento económico, debía darse a partir de la estabilidad. “Él quería transformar a México y hacerlo a partir de las instituciones”. El escrito de Peña remata: “Y esa guía que Colosio nos dejó hace 20 años, sigue siendo vigente”. El presidente recuerda en el mensaje que el 23 de marzo de 1994 es uno de los días más trágicos de la historia contemporánea de México. “Recuerdo claramente que, aquella tarde, me encontraba trabajando en Toluca, en el Palacio de Gobierno del Estado de México. En aquel entonces, era Secretario Particular del Titular de la Secretaría de Desarrollo Económico de la entidad”. En cuanto me informaron que “habían herido al candidato presidencial del PRI”, de inmediato suspendí lo que estaba haciendo y encendí la televisión para ver los noticieros, afirma Peña. “Fueron horas de incredulidad e incertidumbre. Más tarde, al confirmarse que Luis Donaldo Colosio había fallecido, me invadió una enorme tristeza, por sus seres queridos, por mi partido y por México. “El país estaba conmocionado ante la noticia. Todos pensábamos que ya se habían superado esos episodios de violencia en nuestra historia. El último magnicidio en México, había ocurrido 66 años antes, con el asesinato del presidente electo Álvaro Obregón. Peña considera que sin duda, aquel 23 de marzo, México perdió a un gran líder. Agrega que Colosio era un hombre de servicio, un hombre de familia, que provenía de la cultura del esfuerzo. Era un político visionario, que representaba un cambio con responsabilidad. “Afortunadamente, Colosio nos legó sus ideas e ideales; su deseo de transformar a México”, indica el mexiquense. Alrededor del mediodía Peña Nieto publicó el siguiente mensaje: Mientras tanto, en un acto conmemorativo realizado en la Universidad del Claustro de Sor Juana, el dirigente nacional del PRI, César Camacho Quiroz, dijo que la mejor forma de honrar a Colosio es conciliando y construyendo. Agregó que se ha puesto fin al monopolio de las iniciativas, pues ahora los proyectos son de todos, en clara referencia al Pacto por México. Camacho afirmó que los ideales de Luis Donaldo cristalizaron en la nueva cultura política de diálogo y acuerdos que se reflejan en la aprobación de reformas estructurales. Destacó que la reforma del poder que el fallecido excandidato propuso en 1994 pretendía transformar a la gente como la reforma del estado del gobierno federal. Indicó que el PRI tomó la estafeta de transformar democráticamente al país tras la muerte de Colosio. El dirigente priista dijo que la cobardía que asesinó al sonorense no sólo causó coraje sino, paradójicamente, también valor en muchas personas.

Comentarios