Lanza Freedom House alerta por agresión a directivo de Noroeste

jueves, 3 de abril de 2014
MEXICO, D.F. (apro).- La directora de Freedom House México, Mariclaire Acosta, reprobó el ataque sufrido por el periodista Adrián López Ortiz, director del diario Noroeste, así como la falta de prevención por parte de autoridades sinaloenses, luego de que desde febrero de este año miembros de ese periódico han sufrido diversas agresiones. En una alerta emitida por la organización, que tiene su sede en Estados Unidos, se da cuenta de la forma violenta en que López Ortiz fue “asaltado, golpeado y herido con arma de fuego”, hechos por los que fue trasladado a un hospital. En el comunicado, la representante de Freedom House calificó el ataque como un intento por “coartar la libertad de expresión de la prensa y con ello violentar el derecho a la información de la sociedad”. Para Acosta “la forma en que ocurrieron los hechos muestra, sin lugar a dudas, que el ataque busca amedrentar al directivo y a sus colaboradores por el trabajo de información que dan a la ciudadanía”. Además, se dijo sorprendida de que “el gobierno no tome las medidas necesarias para prevenir ese tipo de ataques” luego de los antecedentes que existen sobre agresiones al medio. En el documento se alerta sobre la tendencia alarmante en la merma de libertades en México, sobre todo cuando en 2013 fue ubicado como país “No libre en liberad de prensa”, y “Parcialmente libre en libertad de Internet”, de acuerdo con el índice de Libertad en el Mundo 2014. En el caso específico de Noroeste, la organización no gubernamental destacó que desde hace varios años ha sido objeto de ataque a sus instalaciones y que en lo que va de 2013 sus periodistas sufrieron tres agresiones antes de la registrada contra López Ortiz. La violencia más reciente padecida por periodistas del diario de Culiacán se originó tras la recaptura del narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán, ocurrida el sábado 22 de febrero en Mazatlán. “Reporteros del medio fueron objeto de amenazas telefónicas mediante las cuales se les exigía no publicar información relacionada con la participación de policías municipales de Mazatlán en el círculo de seguridad del capo y, el 25 del mismo mes, dos mujeres y un civil encapuchado y custodiados por marinos obligaron a un fotoperiodista de Noroeste a borrar las imágenes que había tomado del lugar donde fue capturado Guzmán Loera”, apunta la alerta de Freedom House. Antes del asalto más que violento sufrido por López Ortiz, recuerda la organización, “el 2 de marzo tres periodistas del mismo medio que cubrían las marchas en pro del capo fueron golpeados y despojados de su equipo fotográfico y de video”. En el documento difundido este jueves, Mariclaire Acosta sostuvo que “no sólo es sorprendente que las autoridades se mantengan en la inacción, sino que incluso parezcan mirar hacia otro lado cuando se trata de encontrar y castigar a los responsables”.

Comentarios