Inician ayuno cubanos retenidos en Chiapas; INM niega la protesta

miércoles, 14 de mayo de 2014
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Alrededor de 60 cubanos retenidos en la Estación Migratoria Siglo XXI, localizada en Tapachula, se declararon en huelga de hambre en protesta por los malos tratos que reciben y la negativa del gobierno mexicano para permitirles seguir su libre tránsito hacia Estados Unidos. En una misiva enviada al presidente Enrique Peña Nieto, los ciudadanos de Cuba exponen sus demandas y afirman que en la Estación Migratoria sufren de forma permanente maltrato físico y psicológico por parte de los agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), quienes cada día los amenazan con repatriarlos a su país. “Nosotros cubanos estamos recluidos en la Estación Migratoria Siglo XXI de Tapachula, Chiapas, México, y exigimos que se nos entregue el salvoconducto que nos permita continuar nuestro viaje hacia Estados Unidos, ya que no necesitamos, ni queremos formalizar estatus migratorio en este país, porque no es nuestra intención quedarnos como inmigrantes en México, o nos declararemos en huelga de hambre”, dice la carta. Por la noche, el INM sostuvo en un comunicado que no se ha registrado alguna huelga de hambre en las estaciones migratorias del país. También destacó que en el caso “de los cubanos alojados en la Estación Migratoria Siglo XXI de Tapachula, Chiapas, quienes supuestamente enviaron una carta para solicitar al gobierno mexicano el libre tránsito por el país, han sido atendidos por el INM conforme a la ley y con respeto a sus derechos humanos”. Según la dependencia federal, “los extranjeros han recibido alimentación, servicios médicos y psicológicos, además de facilitarles llamadas telefónicas gratuitas para comunicarse con sus familiares y autoridades consulares”. Sin embargo, la dependencia admitió que “los nacionales de Cuba, quienes no acreditaron su legal estancia en México, están sujetos al procedimiento administrativo migratorio que –con apego a las normas nacionales– lleva a cabo el INM, por lo que rechaza que los ciudadanos de cualquier nacionalidad sean sujetos de maltratos físicos y psicológicos por parte de agentes migratorios”. Previo a la postura del INM, los cubanos aseguraron en el documento entregado a las autoridades mexicanas que no buscan ni buscarán el beneficio del asilo político, a pesar de que cumplen con los requisitos necesarios, porque “el proceso es largo y a los cubanos siempre se les niega, aunque peligre su integridad física en Cuba”. En cambio, abundaron, “se nos está sometiendo a un proceso en donde quedamos a merced de un gobierno dictatorial, esclavista (en Cuba), que no respeta los más elementales derechos humanos, que puede pedir la deportación de cualquier cubano, sin tener motivos válidos y sin dar explicaciones, y lo más humillante es que el gobierno mexicano de esta manera asume el triste papel de mediador para que sean violados nuestros derechos humanos y libertad”. Además, se niegan a regresar a su país de origen y exigen que se les permita llegar a su destino, donde ya los esperan sus amigos y familiares, pues regresar a Cuba, subrayan, sería “desastroso” para ellos. “Allá no existe la democracia, ni la libertad de expresión, ni de prensa, y son violados constantemente nuestros derechos humanos”. Prosigue la carta: “Lo que exigimos es justo, por la situación de nuestro país, y nuestro tránsito no perjudica para nada al hermano pueblo mexicano que nos apoya en el éxodo cubano, de la tierra de la esclavitud a la libertad”. Afirman que no son ningunos delincuentes y que incluso muchos de los migrantes varados cuentan con altos grados de estudios universitarios, pero no pueden desarrollarse profesionalmente en Cuba. Asimismo, explican que hasta ahora no han recibido la asistencia consular de la Embajada de Cuba en México, pues esa oficina los ve con desaire y desprecio. “Cuba no responde; ellos saben de nuestra situación, pero como para ellos (Embajada de Cuba) somos unos perros, unos indeseables, por eso no quieren venir, ni presentarse aquí el Cónsul, todo porque estamos en contra del régimen”, remata la misiva.  

Comentarios