Denuncian nueva redada contra migrantes, ahora en Chiapas

viernes, 2 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Organizaciones civiles y activistas sociales denunciaron una nueva redada contra migrantes, esta vez en el estado de Chiapas, y exigieron al gobierno de Enrique Peña Nieto que se ciña a los principios de humanidad, asilo, asistencia y garantía de derechos que debieran regir la política migratoria del país. En un comunicado, señalaron que agentes del Instituto Nacional de Migración, apoyados por la Policía Federal, arribaron alrededor de las cuatro de la madrugada al municipio de Pakalná y detuvieron a un grupo de indocumentados. De acuerdo con el texto, los activistas recibieron reportes de que durante la redada se perpetró una agresión sexual y varias de las personas aprehendidas resultaron lesionadas. Los 88 firmantes del documento exigieron al gobierno federal detener cualquier proceso de deportación y demandaron la liberación inmediata de los migrantes que el pasado 30 de abril fueron detenidos en un operativo en Tabasco, cuando intentaban llegar al municipio Emiliano Zapata. Ese día, dijeron, los agentes de migración y los elementos policiacos incurrieron en tratos crueles e inhumanos. Asimismo, lamentaron la actuación del gobierno federal, pues “por una parte, simula ante la sociedad civil al entregar visas a los integrantes de una caravana de migrantes unos días antes, y detiene, hostiga e intenta deportar a personas migrantes unos días después”, se lee en el comunicado. Ayer, la Casa Refugio para Migrantes “La 72” y el Movimiento Migrante Mesoamericano denunciaron que aproximadamente 300 centroamericanos indocumentados fueron detenidos por agentes de la Policía Federal, la Policía Estatal de Tabasco y el Instituto Nacional de Migración, el pasado 30 de abril. Detallaron que ese día, alrededor de las 19:00 horas, autoridades federales y estatales montaron un retén migratorio a 40 kilómetros de Emiliano Zapata, por donde intentaba marchar a pie el grupo de centroamericanos, a quienes se les había impedido abordar el tren de carga que lleva a Estados Unidos, conocido como La Bestia, y fue así que las autoridades los emboscaron en la comunidad de Chacamax. La operación policiaca provocó que los migrantes intentaran huir en desbandada hacia los cerros de la zona, por lo que aquellos que no fueron detenidos “están escondidos en el monte y hay niños que quedaron solos”, apuntaron.

Comentarios