Agreden 'anarquistas' a reporteros y fotógrafos que cubrían marcha del 'Halconazo'

martes, 10 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Una vez más los autodenominados anarquistas protagonizaron desmanes durante la marcha del 43 aniversario del “Halconazo”. Además, el grupo de encapuchados agredió a reporteros, fotógrafos y camarógrafos que registraban sus tropelías. Minutos después de arribar a la sede del PRI, localizada en la colonia Tabacalera, donde rompieron algunas ventanas y lanzaron bombas de fabricación casera, los “anarquistas” agredieron a reporteros de Reforma, Animal Político, QuadratínyAssociated Press. Entre los lesionados se encuentra Luis Castillo, del periódico Reforma, quien junto con otros fotógrafos y camarógrafos fueron atendidos por paramédicos de la Cruz Roja. De acuerdo con uno de los encapuchados, el ataque contra los periodistas fue porque respondieron a agresiones de infiltrados. Sin embargo, los reporteros aseguraron que fueron agredidos después de que registraron con sus cámaras los momentos en que los encapuchados grafiteaban los edificios próximos a Eje Central y 5 de mayo. Al menos cinco fotógrafos denunciaron ataques a su persona cuando los agresores intentaban despojarlos de sus cámaras. Luego de su llegada a la Plaza de la Constitución –donde organizaciones sociales y estudiantiles conmemoraron los hechos del 10 de junio de 1971–, el grupo de “anarquistas que avanzaba con el rostro cubierto quemó una efigie de la Copa de la FIFA y desplegó una pancarta con la leyenda “FIFA 2014 en apoyo a Brasil, muerte al Estado”. En otro punto los inconformes rompieron cristales de un banco localizado en avenida Juárez, pese a que se encontraba resguardado por vallas metálicas. Algunos de los encapuchados lanzaron piedras contra el Bancomer y después detonaron unos cuetones sobre la banqueta. Posteriormente los agresores se repartieron en pequeños grupos mientras se quitaban sus capuchas y se confundían con el resto de los peatones del Centro Histórico Demandan apertura de procesos judiciales por matanza Durante el mitin en la plancha del Zócalo capitalino, el comité organizador de la marcha para conmemorar la matanza del Jueves de Corpus se deslindó de los destrozos realizados por los llamados “anarquistas”, y pidió justicia por los hechos ocurridos en 1971, cuando decenas de estudiantes fueron atacados  a tiros por paramilitares en la calzada México-Tacuba del Distrito Federal. Los manifestantes iniciaron su recorrido desde el Metro Normal poco después de las 16:00 horas, y 50 minutos después cruzaron la avenida Insurgentes, que ya había sido cerrada al tráfico vehicular por policías preventivos de la Ciudad de México. Posteriormente la vanguardia de la marcha transitó por las avenidas Ponciano Arriaga y Rosales, y continuó por el Eje 1 hasta ingresar a Paseo de la Reforma, pasadas las 17:00 horas. Después de cruzar avenida Balderas, los manifestantes llegaron al Eje Central Lázaro Cárdenas e ingresaron a la calle 5 de Mayo para dirigirse al Zócalo capitalino, donde la  marcha por el “Halconazo” concluyó con un mitin en el que demandaron la apertura de los procesos judiciales por ese crimen, y el juicio y castigo al expresidente Luis Echeverría y al resto de los responsables de esa masacre. Encabezados por el Comité 68, los estudiantes de diversas universidades del área metropolitana de la Ciudad de México e integrantes de movimientos sociales como el Frente de los Pueblos en Defensa de Tierra de San Salvador Atenco, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), entre otros, también exigieron frenar nuevas leyes que criminalicen la protesta social y demandaron la disolución del cuerpo de granaderos. A nombre del Comité 68, Simitrio Sarabia indicó que a 43 años del crimen perpetrado por el grupo “paramilitar” llamado los Halcones, los hechos y los criminales no sólo siguen sin castigo, “sino que el Estado sistemáticamente ha cometido más abusos como Atenco, Aguas Blancas, Acteal, la guardería ABC”, entre otros, y demandó juicio y castigo para todos los responsables de esos actos criminales. También tomaron la palabra representantes de otras organizaciones como el SME, quienes criticaron que a través de las reformas estructurales improvisadas por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto “se esté entregando al país a los intereses de las élites económicas extranjeras”. De igual manera, los manifestantes pidieron justicia por los actos de represión en que incurrió el gobierno del Distrito Federal en la marcha de hace un año, donde se detuvo “de manera arbitraria” a varios de los participantes. Y demandaron a la Comisión de Derechos Humanos del DF que emita una recomendación al gobierno encabezado por Miguel Ángel Mancera, por las agresiones y detenciones por parte de elementos de la policía en los hechos ocurridos el 10 de junio de 2013.  

Comentarios