Peña responde a Lula: No estamos en competencia

martes, 10 de junio de 2014
MADRID (apro).- El presidente de México, Enrique Peña Nieto, minimizó el retiro de Petróleos Mexicano (Pemex) de la sociedad que mantenía con la petrolera española Repsol. Se trata, dijo, de una decisión “gerencial y técnica” que no afectará lo que denominó como “la hermandad” entre ambas naciones. En la conferencia de prensa conjunta con su homólogo Mariano Rajoy, el mandatario ofreció los mismos argumentos que días antes había expuesto ante la prensa mexicana el secretario de Hacienda, Luis Videgaray: fue decisión “técnica” sin más motivo que la “rentabilidad financiera”. El conflicto Pemex-Repsol ha sido el tema que atraviesa la relación entre México y España, que fue resuelto con la venta de un paquete de 7.86% de las acciones que la paraestatal tenía en la petrolera española. Aún le queda 1.4% de acciones que se venderán en los próximos meses. Según el mandatario mexicano, el desenlace del conflicto “no representa nada” en la relación “de hermandad” entre México y España. Peña Nieto habló del tema también en una entrevista con la televisión española. Señaló que el conflicto de Pemex con Repsol no va a afectar los nuevos contratos de la paraestatal con los astilleros gallegos. Durante la rueda de prensa, el mandatario mexicano respondió también a las críticas del exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva: “Cada país, a su debido tiempo, ha impulsado cambios y reformas para promover su desarrollo”, dijo. Y reviró: “Tengo gran respeto para el señor presidente Lula y la relación de España con Brasil es cercana. Creo que no se inscribe en una competencia de dos naciones”. El viernes pasado, en una conferencia organizada por el diario El País, Lula dijo que “todo en México es peor que en Brasil”. Lula rechazó la existencia del llamado “milagro mexicano”, en referencia a la posibilidad de que México sea la nueva economía en ascenso; por el contrario, aseguró que Brasil se perfila para ser la quinta mayor economía del mundo. Este día, Peña Nieto mencionó que su gobierno ha tomado decisiones que impulsarán el crecimiento económico de México y combatirán la pobreza. “Yo deseo que tanto a Brasil como a México les depare un futuro promisorio”, añadió. El mandatario mexicano y Rajoy firmaron un plan de acción para profundizar la asociación estratégica entre ambos gobiernos. Los gabinetes de ambos presidentes, reunidos en el Palacio de La Moncloa, firmaron 21 acuerdos en diversos temas: procuración de justicia, combate a los ciberdelitos, culturas, educación e infraestructura, entre otros. México apoyará a España para que consiga un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y España lo hará con México para que éste pueda lograr una renovación del acuerdo de libre comercio con la Unión Europea. Ambos países trabajarán de cara a la próxima cumbre iberoamericana que se celebrará en Veracruz.  

Comentarios