Accionista de Oceanografía presenta denuncia por intervención telefónica

lunes, 21 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Olivier Fernández Mena, socio minoritario de la empresa Oceanografía –intervenida en febrero pasado por el gobierno federal, luego de revelarse el fraude contra Banamex por más de 400 millones de dólares–, presentó una denuncia ante la Procuraduría capitalina por “la intervención y grabación ilegal de una llamada telefónica que sostuvo con el empresario Amado Yáñez Osuna”, y que fue difundida por dos medios de comunicación. El accionista de la empresa Grupo Aknnuk, con una participación minoritaria en Oceanografía, presentó su denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) contra quien o quienes resulten responsables por el delito de intervención telefónica, sancionado en el artículo 354 del Código Penal del Distrito Federal. La grabación de la llamada telefónica entre Amado Yáñez Osuna y Oliver Fernández, difundida por Eje Central y El Financiero y realizada pocas semanas antes de que concluyera el sexenio de Felipe Calderón, evidenció el plan diseñado por Mario Ávila Lizárraga, subdirector de la Coordinación de Servicios Marinos de Petróleos Mexicanos, para rescatar a Oceanografía. La conversación dejó al descubierto dicho plan para otorgarle un contrato millonario a la empresa, mediante un mecanismo para hacerlo pasar desapercibido por los órganos de control de la paraestatal y darle liquidez a la empresa. El plan incluía un contrato autorizado por Ávila y el entonces director de Pemex Exploración y Producción, Carlos Morales Gil, para el buque OSA Goliath, único en su tipo y famoso en el mundo de los proveedores de servicios, que requería Pemex Exploración y Producción (PEP) para un cambio de plataforma. Con esa medida, Amado Yáñez Osuna, accionista mayoritario de Oceanografía, resolvería el pago de 100 millones de dólares que tenía que hacer y que no tenía cómo solventarlo.

Comentarios