Familia nuevoleonesa viaja a funeral y desaparece en Tamaulipas

miércoles, 23 de julio de 2014
MONTERREY, N.L. (apro).- Una familia de cinco integrantes originaria del municipio de Santa Catarina desapareció en el trayecto hacia la ciudad de Tampico, Tamaulipas, denunciaron hoy parientes de los afectados. El matrimonio formado por José Andrés López Ramírez, de 43 años, y Hortensia Esther Ramírez Calles, de 43 y sus hijos José Andrés y Jessica López Ramírez, de 16 y 7 años, respectivamente, y la madre de Hortensia, Gloria Ramírez Pulido, de 73, se dirigían a un velorio en el puerto de Tampico, sin embargo, nunca llegaron a su destino. Diana Bautista, sobrina de Hortensia Esther, informó en su cuenta de Facebook que el lunes 21 a las 14:30 horas la familia salió de Monterrey y debió llegar a las diez de la noche a Tampico, municipio ubicado en el extremo sur de Tamaulipas. Los cinco viajaban en una camioneta Ford Explorer color vino, placas SKW 1770, para asistir al entierro de la madre de José Andrés. El último contacto que tuvieron con las cinco presuntas víctimas ocurrió el lunes por la tarde cuando vía telefónica José Andrés informó que estaban en una gasolinería de Ciudad Victoria, la capital tamaulipeca. Después de cuatro horas, una sobrina de la pareja intentó comunicarse con José Andrés, pero el aparato estaba ya apagado. Entrevistada por medios locales, Diana Bautista, dijo que la familia no llegó al funeral, lo que ocasionó que acudieran a autoridades de Nuevo León y Tamaulipas para denunciar la desaparición de sus familiares. Más tarde, la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas destacó en un comunicado que se activó una investigación para encontrar a los integrantes de la familia que presuntamente desapareció en territorio tamaulipeco. La búsqueda, precisó la dependencia, la desarrollan de manera coordinada la Procuraduría de Tamaulipas, Secretaría de la Defensa Nacional, Marina-Armada de México, PF, Policía Estatal Acreditable y Unidad Antisecuestros. Los cinco presuntos desaparecidos tienen su domicilio en la colonia Residencial del municipio nuevoleonés de Santa Catarina. Este hecho se suma a la reciente acción delictiva que padeció en Tamaulipas otra familia de Nuevo León, ésta residente del municipio de Benito Juárez. La niña Melany Viridiana Gómez Ramón, de 7 años, fue privada de su libertad la madrugada del viernes 18 mientras descansaba en el interior de una casa que rentaron sus padres para vacacionar cerca de la playa Miramar, en Ciudad Madero, Tamaulipas. El cuerpo de la niña fue hallado el sábado siguiente en el interior de las instalaciones de la primera Zona Naval de la Secretaría de Marina. La niña fue asesinada por asfixia por su captor o captores. Una foto de la familia desaparecida puede observarse en el sitio https://www.facebook.com/diana.elizabeth.9862?fref=ts.

Comentarios