Escalan agresiones a activistas, denuncia la RED TDT

jueves, 3 de julio de 2014
MEXICO, D.F. (apro).- La Red de Organismo Civiles de Derechos Humanos Todos los derechos para todas y todos (Red TDT) denunció un incremento de las agresiones a los defensores en los últimos dos años ante la inoperancia de mecanismos de protección gubernamentales. Con presencia en una veintena de estados y con una membresía de 72 organizaciones, la Red TDT presentó este jueves el documento “El derecho a defender los derechos humanos en México: Informe sobre la situación de las personas defensoras 2011-2013”, en el que se documentan 409 agresiones en contra de defensores, entre ellas 27 asesinatos, casos que “continúan en la impunidad”. El documento señala que las entidades con más hechos de violencia contra activistas son Oaxaca (15 casos), Guerrero (15), Chihuahua (10), Chiapas (9), Distrito Federal (8), Coahuila (7) y Puebla (7). Entre ellos destacan las amenazas, incluidas las de muerte, las detenciones arbitrarias, las agresiones físicas, intimidaciones y la violación al derecho a la honra y la reputación. De los casos registrados en el documento, en 31 de ellos las víctimas están relacionadas con el acompañamiento de los pueblos indígenas en su defensa por el territorio, el agua o el medio ambiente, sobre todo en Oaxaca, Guerrero, Chihuahua, Puebla y Michoacán. Otras agresiones registradas en el informe tienen que ver con la defensa de los derechos de las mujeres y la identidad de género, contra la discriminación, entre ellas de migrantes, y la defensa de los derechos laborales. Blanco de la violencia fueron los activistas que defienden casos relacionados con la migración, la trata de personas, víctimas de la violencia, tortura y desapariciones, asuntos que rozan con los efectos de la militarización “como estrategia del gobierno contra el narcotráfico y la delincuencia organizada, debido a que algunas violaciones a los derechos humanos son llevadas a cabo por integrantes del Ejército o de las fuerzas de Seguridad Pública”. Al advertir que en cada uno de los 104 casos registrados puede haber más de una víctima, varios tipos de agresiones y más de un tipo de agresor, en el documento se destaca que en 110 ataques no se pudo identificar a los perpetradores. En tanto que, en 51 actos de agresión, los perpetradores fueron identificados con efectivos de las fuerzas estatales de Seguridad Pública; en 31 casos de violaciones a derechos humanos los responsables fueron policías municipales; en 21 agresiones se ubicó a elementos del Ejército Mexicano como los responsables; en 15 violaciones, a agentes de las fuerzas federales de Seguridad; en tanto que una decena de actos violentos contra defensores fueron atribuidos a miembros de empresas privadas nacionales o extranjeras. El reporte destaca que “los procesos de defensa de los derechos humanos dejan al descubierto la corrupción, la impunidad y la colusión de las autoridades con el crimen organizado y otros grupos delincuenciales, así como empresas trasnacionales y nacionales”. El diagnóstico es que hay una “escasa o nula preocupación del Estado por investigar y sancionar a los perpetradores de las agresiones a defensoras y defensores de derechos humanos, siendo esto imperante, debido a que las medias de protección no han sido suficientes para detener las agresiones”. El informe refiere que pese a la existencia de instituciones encargadas de resguardar los derechos de los defensores, como lo es la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y el Mecanismo de Protección a las Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, los activistas se han convertido en un sector de alta vulnerabilidad. Se informa que desde octubre de 2012 a enero de 2014, el Mecanismo recibió 91 solicitudes de incorporación --37 correspondían a periodistas y 54 a activistas--, de las que nueve peticiones fueron rechazadas. En ese periodo, se agrega, la Junta de Gobierno del órgano dependiente de la Secretaría de Gobernación “se pronunció en 28 casos y dictó 25 medidas de protección para las personas defensoras y periodistas”. La Red TDT expresa como una de sus principales preocupaciones “la ausencia de investigación y sanción a los perpetradores de las agresiones y violaciones a los derechos humanos”, es decir, la impunidad que impera “en las distintas instituciones de gobierno, lo que permite la continuidad de este ciclo de injusticia y violencia”. También resalta que la creación del Mecanismo de Protección, “no ha dado respuesta efectiva y pronta a las necesidades de protección y prevención de las y los defensores”, por lo que llamó a autoridades gubernamentales a reconocer la labor de los activistas, así como “prevenir acciones que afecten su labor de investigar y sancionar a quienes obstaculizan o impiden el legítimo y necesario ejercicio del derecho a defender los derechos humanos”.

Comentarios