Telefónica quiere comprar Iusacell; "no está a la venta", aclara Salinas Pliego

miércoles, 30 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Luego de que la multinacional española Telefónica anunció que negocia la compra de Iusacell, en una operación estimada en 3 mil millones de euros (4 mil millones de dólares), el presidente de Grupo Salinas, Ricardo Salinas Pliego, afirmó que la empresa “no está a la venta”. "Telefónica dice y desea comprar la participación de Grupo Salinas en Iusacell. No está a la venta", puntualizó el empresario en su cuenta de Twitter. Salinas Pliego hizo esa declaración después de que la empresa española dio a conocer su intención de fusionar a Movistar con el tercer operador mexicano, con lo que se pondría freno al empresario Carlos Slim en el dominio del mercado de telecomunicaciones. Telefónica informó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de las negociaciones abiertas para adquirir una empresa de telefonía mexicana, de la que no cita el nombre, pero reconoce que emite esta notificación a raíz de la publicación de una nota periodística que destapó la inminente compra, dada a conocer por el portal informativo El Confidencial. Además, la multinacional española reconoció que todavía no se ha alcanzado “ningún acuerdo”, pero que están abiertas las negociaciones. Desde el año pasado existe información respecto de una posible adquisición de Iusacell por parte de Telefónica, y uno de los factores que provocaron su aceleración fue el contenido de la reforma de la ley de telecomunicaciones impulsada por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto. De hecho, en la última visita de Peña a Madrid, donde se reunió con empresarios del sector y con el presidente de la multinacional de la telefonía española, César Alierta, éstos expresaron su interés en el contenido de la nueva legislación de las telecomunicaciones, interesados no sólo en el negocio de la red celular, sino también en la banda ancha y fibra óptica. De culminar en acuerdo las negociaciones abiertas, Telefónica se convertiría en el principal rival por el negocio de la telefonía de Telmex y del grupo empresarial presidido por Carlos Slim. Sólo con la adquisición de Iusacell, Telefónica sumaría siete millones de clientes nuevos, a los 20.8 millones de accesos que tiene en México, de los cuales 19.3 son de teléfonos celulares. Iusacell es un emprendimiento conjunto al 50% entre Televisa y TV Azteca, con siete millones de clientes móviles en México, y la operadora española ya cuenta con un acuerdo de roaming con el grupo. México es precisamente una de las pocas áreas geográficas en las que se espera que Telefónica mejore sus ingresos en los resultados del segundo trimestre que presentará mañana, antes de la apertura del mercado.

Comentarios