Ratifican condena de 40 años a Caro Quintero y Don Neto

jueves, 22 de enero de 2015
MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- Rafael Caro Quintero y Ernesto Fonseca Carrillo Don Neto aún tienen que purgar once años con siete meses y diez años dos meses de prisión, respectivamente, para cumplir la condena de 40 años que les fue ratificada por el secuestro y homicidio del agente de la DEA Enrique Camarena y el piloto mexicano Alfredo Salazar. El Segundo Tribunal Unitario del Tercer Circuito, con sede en Guadalajara, confirmó la condena a los fundadores del Cártel de Guadalajara, en cumplimiento de lo ordenado la semana pasada por el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal, del Tercer Circuito, con sede en Jalisco. La Procuraduría General de la República (PGR) informó que el Tribunal Unitario los declaró penalmente responsables de privación ilegal de la libertad, en la modalidad de secuestro, y homicidio calificado. En el caso de Caro Quintero, el Tribunal ordenó su inmediata reaprehensión. La PGR precisó que a Caro le faltarían por compurgar 11 años y siete meses, mientras que a Don Neto 10 años y dos meses. En el caso de Fonseca Carrillo, por su senilidad y deteriorado estado de salud, el Tribunal podría concederle la prisión domiciliaria. El Tribunal Unitario ratificó la condena luego de que el Tribunal Colegiado confirmara la responsabilidad penal de ambos un año y dos meses después de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) revocara el amparo que en agosto de 2013 permitió la salida de prisión de Caro Quintero. Después de 28 años de prisión, Caro había quedado en libertad luego de que el propio Tribunal Colegiado considerara inicialmente que hubo violaciones al debido proceso en el caso del asesinato del agente de la DEA y porque ya había cumplido la pena de los demás delitos. El Tribunal Colegiado había actuado en libertad luego de que la Primera Sala de la SCJN rechazara resolver ese amparo. Ante el escándalo de su liberación y las presiones de Estados Unidos, la Primera Sala decidió en noviembre de 2013 revocar el amparo, colocando a Caro Quintero desde entonces en condición de prófugo.