Activistas denuncian impunidad en homicidio de Rocío Mesino

miércoles, 14 de octubre de 2015 · 14:39
MÉXICO, D.F. (apro-cimac).- Alrededor de 50 mujeres –entre ellas productoras de miel, café y artesanas del estado de Guerrero– denunciaron el clima de violencia contra defensores de derechos humanos en la entidad, y la impunidad en el asesinato de la activista Rocío Mesino Mesino, perpetrado el 19 de octubre de 2013. Las mujeres, algunas de ellas integrantes de grupos civiles, se unieron para exigir justicia a dos años del crimen de la dirigente de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS), ejecutada a plena luz del día en la comunidad de Mexcaltepec, municipio guerrerense de Atoyac de Álvarez. En un acto cultural en esta capital, Norma Mesino, hermana de la víctima, dijo que las mujeres se unieron en la caravana denominada “El Rocío de la Esperanza”, para denunciar la falta de justicia, los asesinatos y las desapariciones de personas en Guerrero. La mañana del pasado lunes 12, la caravana salió de Atoyac de Álvarez y Coyuca de Benítez rumbo a Chilpancingo –capital del estado–, donde hizo una primera parada en la Fiscalía General, para manifestarse y evidenciar la supuesta complicidad entre las autoridades y el crimen organizado en los ataques contra personas defensoras de los derechos humanos. “Quisimos exhibir a la Procuraduría (Fiscalía) de que a dos años (del asesinato de Rocío) no hay ningún detenido, ningún investigado, ningún procesado, y hay una total impunidad no solamente en este caso, hay muchos casos de muchos compañeros o activistas sociales. Nada más en 2013 fueron asesinados 13 activistas”, abundó Norma Mesino, también integrante de la OCSS, quien vive en constante riesgo por su trabajo en defensa de las comunidades indígenas. Luego de destacar que en octubre de 2005 su hermano Miguel Mesino también fue ultimado en Atoyac de Álvarez, Norma subrayó que antes de la desaparición de los 43 estudiantes de la Norma Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, en 2014, ya había un “aniquilamiento” del movimiento social. “Hoy se usa al narco como una forma de acallar las voces populares y las críticas sociales, pero lo de Ayotzinapa vino a destapar la cloaca del narco-gobierno”, sostuvo Mesino al explicar que en Guerrero cada día un hogar se llena de luto, y eso quedó en claro durante la reciente visita de los integrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). La caravana llegó esta mañana a la capital mexicana para realizar un acto conmemorativo y diversas actividades culturales, entre ellas la presentación del documental “Montañas invisibles”, del productor Ángel Linares, que cuenta la historia de la familia Mesino y la lucha por los derechos humanos en la región. Las activistas desplegaron mantas bordadas con mensajes de esperanza y portaron playeras blancas para recordar el legado de Rocío Mesino. Asimismo, adelantaron que esta noche regresarán a Guerrero y el próximo lunes 19 organizarán otro acto y una misa en memoria de la activista. Las mujeres son acompañadas por la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH) y la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Víctimas de Violaciones a los Derechos Humanos en México, entre otras agrupaciones civiles.