Diputados aprueban desvinculación del salario mínimo

jueves, 19 de noviembre de 2015
MÉXICO, DF (apro).- La Cámara de Diputados aprobó por unanimidad que el salario mínimo general deje de ser considerado como unidad de referencia para cualquier acto económico. Es decir, aprobó desindexarlo de multas, fianzas, hipotecas y otorgamiento de créditos, entre otros movimientos financieros. Después de 37 años el salario mínimo dejará de ser la medida económica a través de la cual se cuantifican los aumentos salariales, aplican multas y otros dos mil actos económicos más. El presidente de la Cámara de Diputados Jesús Zambrano Grijalva dijo que “se trata de que los salarios importen y la gente pueda vivir y salir de la pobreza mediante el trabajo duro y honesto”. Es una reforma importante, añadió, “no para el futuro remoto; no para cuando aterricen los resultados hipotéticos de reformas grandilocuentes sino para mejorar la vida de millones de compatriotas que se han empobrecido durante mucho tiempo”. Lo que se busca, añadió, es que con esta reforma constitucional se “destrabe el salario mínimo en dos mil 413 disposiciones de distinto tipo, de ordenamientos federales y locales. Esta es la injusticia que hoy venimos a reparar. Esto que parece un mero ejercicio técnico-jurídico condensa un cambio mayor en el arreglo económico mexicano”. El cambio se avaló con 417 votos reformándose el inciso a) de la Base II del artículo 41 y el párrafo primero de la fracción VI del Apartado A del artículo 123. Además se adicionaron los párrafos sexto y séptimo del Apartado B del artículo 26, todos de la Constitución Política. La minuta aún debe ser avala por 17 congresos estatales como mínimo para que se convierta en ley y pueda ser aplicada. El presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales Daniel Ordoñez Hernández del PRD explicó en tribuna la importancia económica, social e histórica de la reforma pues “se trata de la liberación del salario mínimo”. “Le llamamos desindexación pero significa desencadenar el salario mínimo después de 37 años de usos y abusos indebidos. Durante más de tres décadas los mexicanos nos acostumbramos a medir en salarios mínimos centenares y miles de precios, tarifas, multas y cuotas, entre otros”, refirió. Dijo que en la Constitución el salario mínimo se desdibujó para convertirse en una simple referencia, en un instrumento de cálculo de dos mil 413 precios diseminados entre cientos de leyes y reglamentos. “Desde 1985 se generalizó la perniciosa costumbre de amarrar el salario mínimo a otros precios de modo tal que el salario de los trabajadores más pobres ya no pudo subir porque si se incrementaba subían también miles de precios. Así surgió la leyenda y el pretexto: subir el salario mínimo es inflacionario”, explicó el perredista. El presidente de la comisión dijo durante la fundamentación del dictamen que la desindexación fue producto de las iniciativas del PAN, PRD, PRI, MC, PT y la Presidencia de la república y tiene como respaldo “un estudio exhaustivo” del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE). Dicho estudio consta de varios aspectos: la propuesta de agregado constitucional al artículo 26 para producir la Unidad de Medida y Actualización (UMA); un cambio en el artículo 41 para quitar los salarios mínimos como multiplicador en la fórmula para la determinación de las prerrogativas de los partidos políticos. De igual forma un cambio en el artículo 123 constitucional para evitar que en el futuro vuelvan a ocurrir los mismos abusos en el salario mínimo y la propuesta de nueve artículos transitorios que producirán el imperativo de desindexación del salario mínimo en todas las leyes federales y locales. También la obligación del Congreso de la Unión, de las legislaturas locales y las administraciones públicas a nivel federal, estatal y municipal de realizar las adecuaciones para eliminar cualquier referencia al salario mínimo y sustituirlo por la nueva unidad de medida y actualización. Se pronunció por que los congresos locales la avalen antes de que la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos sesione en diciembre y así pueda establecer el nuevo salario “sin el lastre de la indexación”. A favor, el diputado del PRI Edgar Castillo Martínez afirmó que con la reforma el Poder Legislativo concreta una de las partes que le corresponde en la modificación de la política salarial con el objetivo de cimentar las bases de una nueva estructura para la recuperación gradual del salario. A su vez Gustavo Madero Muñoz del PAN destacó que no es solo liberar al salario de una atadura con la desindexación, se trata de reconocer una nueva visión, un nuevo modelo. Aceptar que el salario digno es un derecho humano –dijo—no es una concesión de un gobierno pero pidió “no echar las campanas al vuelo”. “Debemos escuchar los gritos de angustia de las familias, de los que menos tienen. La molestia y la desesperación de la gente y las señales de alarma para modificar de raíz esta injusticia. La desigualdad es insostenible. “El bajo crecimiento de nuestro país es insostenible. Los salarios que no alcanzan son insostenibles. Pero lo que es más insostenible es el modelo económico y político que los genera”, concluyó. El diputado perredista Guadalupe Acosta Naranjo consideró que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos deberá tomar en cuenta este decreto para que en la fijación de los salarios en 2016 se llegue por lo menos a 86 pesos como recomienda la Coneval. “Iniciando la recuperación salarial, también crece el mercado interno, hay mayor poder de compra. Podemos cambiar esta visión neoliberal que se nos ha venido imponiendo a nuestro país y a nuestros economistas”, manifestó. La diputada Lorena Corona Valdés (PVEM) aseguró que la desvinculación del salario mínimo por sí sola no implicará un aumento inmediato del mismo pero sí logrará revertir la distorsión que se le ha dado a esta figura como una alusión de valor de mercado. “Su utilización como unidad de cálculo para el cumplimiento de obligaciones reguladas por la ley ha minado su naturaleza y propósito como un derecho de carácter social, su valor ha pasado por una fase de deterioro que lo ha llevado a perder más del 70% de su valor real desde 1980”, reconoció. El diputado de Morena Virgilio Caballero Pedraza se dijo convencido de que la desindexación del salario mínimo es una medida importante para aumentar los ingresos de la clase trabajadora. “Debe haber una medida de referencia independiente del salario mínimo, que establezca la actualización de todos esos pagos señalados en más de 100 ordenamientos de todo tipo”, planteó. El diputado Víctor Manuel Sánchez Orozco (MC) explicó que según datos del Inegi el 64% de los mexicanos percibe ingresos de dos o más salarios mínimos los cuales han perdido hasta tres cuartas partes de su valor real durante los últimos 30 años. “No podemos discutir solamente sobre la desindexación del salario mínimo; la reforma que hoy aprobamos es un primer paso en la recuperación del salario”, afirmó. Soralla Bañuelos de la Torre, diputada de Nueva Alianza, señaló que con esta reforma se avanza en la construcción de un marco normativo que permita el aumento de sus sueldos. “Permitirá gradualmente que el salario mínimo y los trabajadores tengan mejores condiciones”, expresó. “Este cambio permitirá su desvinculación de multas, trámites, impuestos, prestaciones y contribuirá a la recuperación del poder adquisitivo”, sostuvo. Al dar el posicionamiento del grupo parlamentario de Encuentro Social el diputado Hugo Eric Flores Cervantes consideró que el próximo reto es bajar esta reforma a todas las legislaciones de los Congresos locales. Propuso debatir para cambiar la figura del salario mínimo y fijarlo de otra manera. “No podemos seguir atados a fórmulas económicas de hace muchas décadas”, aseveró.

Comentarios