En mítines de Peña grabaron al público para aplicarle estrategias de neuromarketing

martes, 3 de noviembre de 2015
MÉXICO, DF (apro).- Enrique Peña Nieto utilizó en su campaña presidencial estrategias de neurociencia, consistentes en medición de impulsos cerebrales, ritmo cardiaco y excitación de piel de los asistentes a sus mítines. Mientras el entonces candidato del PRI emitía discursos, cámaras grababan reacciones del público: ira, júbilo, felicidad, asco, miedo… Y entonces los responsables de la campaña ajustaban la estrategia, aprovechando las frases o momentos más efectivos. El periódico The New York Times presenta un reportaje en el que aborda que el neuromarketing comienza a cobrar fuerza en las marcas comerciales, pero su uso con fines políticos es escaso, aunque lo uso Peña en el 2012 y el PRI en los comicios federales del 2015. Según el reportaje, científicos han denostado esta práctica, equiparándola con estrategias chatarra. No obstante, el “escepticismo no ha disuadido a los partidos políticos en muchas partes del mundo. Según los registros, las campañas de los presidentes y primeros ministros en al menos tres continentes han contratado a consultores científicos para escanear cerebros, cuerpos y rostros de los votantes, todo con el objetivo de realzar su resonancia emocional con el electorado”. En México, el PRI empleó en 2012 “herramientas para medir las ondas cerebrales de los votantes, la excitación de la piel, la frecuencia cardíaca y las expresiones faciales durante la campaña presidencial”. “Recientemente el partido ha sido el uso de la codificación facial para ayudar a recoger sus mejores candidatos, dice un consultor. Algunos funcionarios incluso hablan abiertamente de su abrazo de técnicas neuropolítica, y no sólo para hacer campaña, para gobernar también”, cita el diario neoyorquino. Uno de los políticos mexicanos que admitió públicamente el empleo de estas técnicas es el gobernador de Hidalgo, Francisco Olvera, quien las avala bajo la premisa de que permiten medir con más exactitud a la población. El neuromarketing con fines políticos se aplica en Estados Unidos, Brasil, Costa Rica, Argentina, El Salvador, Rusia y España. En México, la firma Emotion Research Lab utiliza las cámaras incorporadas en su signo digital para analizar las reacciones faciales de los asistentes a mítines del PRI. La fundadora de la firma, María Pocovi, fundadora de la firma, asegura que el neuromarketing ayudó al PRI a seleccionar a cinco candidatos.

Comentarios