Estados del norte: a un siglo de alcanzar el índice de desarrollo del DF

miércoles, 4 de marzo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Al permanecer las tasas actuales de crecimiento del Índice de Desarrollo Humano (IDH) en las entidades federativas, los estados de Chihuahua, Sinaloa, Baja California, Baja California Sur y Tamaulipas tardarán más de un siglo en alcanzar el nivel de IDH del Distrito Federal informó hoy el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Como sólo ocurrió en pocas partes del mundo durante las dos últimas décadas –como en Pakistán, Botswana, República Democrática del Congo y Zimbabwe– la esperanza de vida disminuyó en seis entidades del norte del país, alertó el PNUD. El IDH es un indicador conformado por una serie de indicadores que miden el estado de salud, educación e ingreso de las personas para medir niveles de bienestar. Su máximo es 1 y mínimo 0. Según un informe que publicó hoy el organismo internacional, el IDH promedio en México se elevó a 0.746 en 2012, lo que colocó el país en la categoría de los países de “IDH alto”, por encima del promedio mundial que alcanzó 0.700. Sin embargo, dentro del país existen brechas muy importantes entre los estados de Chiapas, Guerrero y Oaxaca –que contaban con los IDH más bajos– y el Distrito Federal, Nuevo León y Sonora, los cuales tenían IDH más elevados, aunque no lo suficiente para entrar en la categoría “muy alta”. Según el PNUD, Chiapas tiene un IDH equivalente al de Gabón, el de Guerrero se asemeja al de Egipto, el de Oaxaca al IDH de Botswana y el del Estado de México a Azerbaiyán. Por otra parte, el Distrito Federal tiene un IDH promedio equivalente al del Principado de Andorra, Sonora alcanza el nivel de IDH de la monarquía de Omán mientras el bienestar en Coahuila se asemeja al de la Isla Mauricio. Mal uso de recursos Con el fin de reducir las brechas en los niveles de desarrollo de los estados, el PNUD urgió al gobierno mexicano a hacer un mejor uso del Fondo Regional (Fonregión), creado en 2007 para “apoyar a las diez entidades federativas con menor IDH respecto al índice nacional”. Si bien la cantidad de dinero del fondo casi se triplicó en los últimos ocho años –al pasar de 2 mil 306 millones de pesos en 2007 a 6 mil millones en 2015–, el PNUD criticó el mal uso de los recursos por parte de las entidades en cuanto a la población beneficiada –generalmente en las capitales– y respecto a los proyectos realizados. Por ejemplo, afirmó que en 2013 el estado de Nayarit destinó el 68.5% de los recursos que obtuvo del Fonregión para realizar obras en los municipios de mayor IDH, y no realizó proyecto alguno en municipios de IDH bajo. Del mismo modo, los estados de Chiapas, Michoacán, Veracruz y Zacatecas invirtieron el 26.5, el 44.7, el 48.5 y el 52.6 % de los recursos que les correspondieron en sus municipios más desarrollados. Según el PNUD, los gobiernos estatales de Chiapas, Michoacán y Zacatecas destinan más de la mitad de estos recursos en proyectos de vialidades, lo cual no impacta directamente sobre el IDH, subrayó el organismo, al criticar la “falta de transparencia” en el manejo de los recursos del fondo. Y el PNUD recordó que “actualmente el país hace frente a una menor disponibilidad de recursos públicos derivada de la caída en los precios del petróleo”, por lo que urgió al gobierno a “asegurar el mejor aprovechamiento del gasto público disponible”.  

Comentarios