Sólo seis de 10 candidatos suscriben "pacto de civilidad" en Campeche

viernes, 17 de abril de 2015
CAMPECHE, Cam. (apro).- Sólo seis de los diez candidatos a la gubernatura signaron esta noche el “pacto de civilidad” al que convocó esta noche el Instituto Electoral del Estado de Campeche (IECC), sin haberles entregado previamente la copia del documento. Los candidatos de los partidos Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Layda Sansores; de Acción Nacional (PAN), Jorge Rosiñol Abreu, y de Nueva Alianza (Panal), Angelino Caamal Mena, de plano no asistieron al evento que tuvo lugar en el Centro de Convenciones Campeche XXI. La sorpresa la dio el candidato independiente Luis Antonio Che Cu, quien acudió al llamado del órgano electoral pero al momento de ser llamado para la firma del acuerdo anunció que no lo suscribiría y desde la tribuna reprochó tanto al IEEC como al Instituto Nacional Electoral (INE) la inequidad con que ha sido tratado respecto de sus oponentes, postulados todos por partidos políticos. Ante la mirada impávida de los miembros del Consejo General del IEEC, que preside Mayra Bojórquez, y del resto de los candidatos presentes, Che Cu argumentó además que no podía firmar un documento que se le entregó apenas instantes antes de iniciar el evento. “Debieron invitar antes, con tiempo, para ver y analizar el contenido de lo que querían que firmáramos, y ahora veo que si firmamos nos comprometemos a aceptar desde ahora, sea cual sea, el resultado de la elección del 7 de junio”. “Dijimos que estaríamos presentes, y aquí estamos, para conocer primero qué era lo que firmábamos, pero no era sólo firmar por firmar y venir a tomarnos la foto en el recinto”, dijo el primer candidato independiente en la historia política del estado, y líder del Frente Campesino Independiente Emiliano Zapata (Freciez), organización que él dirige y que lo impulsó. “Venimos también porque tenemos que hacernos escuchar, y decir que decidimos participar en política porque tal parece que persisten en México las mismas políticas discriminatorias de hace 490 años, las que impusieron los conquistadores contra nuestra gente”, destacó, y recriminó a los órganos electorales el trato inequitativo que ha recibido durante el proceso. En alusión a sus recurrentes manifestaciones, que varias veces han llegado al extremo de bloqueos carreteros o tomas de dependencias federales, o la destrucción del busto del desaparecido exsecretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño Terrazo, comentó: “Siempre dicen Che Cu es un delincuente, pero ¿por qué no se fijan en nuestros campesinos, en nuestros indígenas, en nuestros marginados?...”. Luego señaló que en sus recorridos de campaña por las comunidades depauperadas y marginadas “se ha acentuado nuestro coraje”, y ahí cortó su discurso pues su tiempo asignado de tres minutos se agotó. No obstante su hija, Nuzmi Che Castillo, casi una niña, habló a nombre del Freciez, retomó el discurso de su padre, empero a diferencia de los dirigentes de los partidos participantes, quienes tuvieron trse minutos en la tribuna, a ella sólo se le concedió uno. La joven habló de los obstáculos a que se ha enfrentado el candidato por el trato desigual que ha recibido de la autoridad electoral e hizo comparativos sobre la cantidad de firmas de respaldo ciudadano que se le obligó a entregar, a diferencia de los requisitos que se le impusieron a los candidatos impulsados por los partidos, así como de los recursos que éstos reciben para sus campañas y lo que se le otorga al independiente. Ambos se llevaron la ovación de la noche y dieron color al desangelado evento ante la evidente incomodidad de los miembros del amplio presídium, integrado por los siete consejeros de IEEC, los otros seis candidatos presentes y los dirigentes de sus respectivos partidos. Los partidos que suscribieron el pacto fueron el PRI-PVEM, PRD, PT, MC, PES y PH, Alejandro Moreno Cárdenas, Dante Imperiale, José Luis Góngora Ramírez, César Lechuga, Roger Ortegón García y Olimpia Álvarez Casanova, respectivamente, quienes, lo mismo que sus dirigentes o representantes de partidos, enfocaron sus discursos a los candidatos ausentes, a quienes reclamaron su “falta de civilidad” al no sumarse al pacto. Entrevistada al término del evento, la consejera presidente del IEEC, quien para la ocasión lució peinado y maquillaje de salón, rechazó las acusaciones de Che Cu, y respecto del documento argumentó que con oportunidad “se les leyó y se les mostró” el contenido a los representantes de los partidos, pero evadió responder si se les entregó copias para que lo analizaran.

Comentarios