Cruzan acusaciones PRD y Morena por suspensión de programas sociales en el DF

jueves, 14 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El anuncio del gobierno capitalino de que suspenderá programas sociales de aquí a que pasen las elecciones del 7 de junio desató una guerra de declaraciones que involucran a Miguel Ángel Mancera, al PRD y Morena. Martí Batres Guadarrama, dirigente nacional de Morena consideró que Mancera, “se equivoca nuevamente” al ordenar la suspensión de los programas sociales que no sean prioritarios en el Distrito Federal. “Miguel Ángel Mancera se equivoca nuevamente. Ahora pretende suspender programas que son universales y que se tienen que aplicar por ley, como el de la pensión a adultos mayores y la entrega de útiles escolares, y al mismo tiempo mantiene la entrega de dádivas en las delegaciones”, acusó en conferencia de prensa. De acuerdo con el exsecretario de Desarrollo Social capitalino, esa acción es una maniobra para engañar a la opinión pública y mantener el operativo de compra de votos en el Distrito Federal. “Con ello el Gobierno del DF contradice su propia circular enviada al conjunto de dependencias y delegaciones en la que se instruye la suspensión de todas las entregas de apoyos que no formen parte de programas universales, disposiciones por ley, educación, salud y contingencias de protección civil”, agregó. Batres dijo que no son los programas de pensión para adultos mayores o la entrega de útiles escolares los que deben detenerse, porque son prioritarios, se dan por ley y son universales. “El problema está en las entregas que se realizan sin mandato de ley, que no son para todos, es decir universales, que incluso no forman parte de un programa regular, que son aplicados específicamente durante la temporada electoral y son utilizados con fines políticos y electorales a cambio del voto. Estas últimas entregas se vienen realizando desde hace dos meses y, pese a los ‘exhortos’ del gobierno central, no han parado por la sencilla razón de que tienen todo el apoyo de las diversas áreas del gobierno central”, acusó. Según el presidente nacional de Morena, sus acusaciones se refieren a la compra del voto que se realiza con la entrega de tinacos, zapatos, tenis, despensas, televisiones, pintura, gas, dinero en efectivo y otros bienes. “Y todo ello se hace con la autorización del jefe de Gobierno del Distrito Federal. Legalmente serían imposibles dichas entregas sin las autorizaciones de la Secretaría de Gobierno, la Consejería Jurídica, la Secretaría de Finanzas, la Oficialía Mayor y otras dependencias”, destacó. Por su lado, el PRD-DF acusó a Morena y a su líder, Andrés Manuel López Obrador, de afectar a los capitalinos, por la medida anunciada por Mancera. Sin embargo, en conferencia de prensa, acompañado de los candidatos a jefes delegacionales y diputados locales, el presidente del PRD-DF, Raúl Flores, dijo que “acatarán la disposición” durante el proceso electoral. Los perredistas exigieron a López Obrador, al presidente nacional de Morena, Martí Batres, y a Ricardo Monreal, aspirante a Jefe Delegacional en Cuauhtémoc, hacerse cargo de las repercusiones económicas que dicha medida traerá consigo entre los grupos sociales más necesitados a los que llegan los programas. Acusaron a los morenistas de tener ambición política y afirmaron que su postura de “oponerse sistemáticamente a todo”, está poniendo en riesgo lo logrado por el gobierno de la ciudad en materia social, con lo que “desafortunadamente los ciudadanos serán lo que paguen los platos rotos”. Flores recordó que esta será la primera ocasión, en 18 años de gobiernos perredistas en la ciudad de México, en que se suspenderá la entrega de programas sociales, “algo que ni López Obrador ni Marcelo Ebrard hicieron cuando fueron jefes de gobierno”, acusó. Con la medida, abundó, se disipa toda la especulación de la oposición sobre un manejo electorero de los programas que “el PRD no necesita para ganar y refrendar su mayoría en la ciudad el próximo 7 de julio”, sostuvo. López Obrador ha denunciado en diversas ocasiones que los delegados están usando los programas sociales con fines electorales y ha pedido y hasta responsabilizado al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, de no actuar para impedirlo. El líder del PRD-DF pidió a sus compañeros “no regatearle” a Miguel Ángel Mancera este gesto, pues con ello el gobierno de la ciudad “abona a clarificar el proceso” y subrayó que así los opositores ya no tendrán pretexto para reconocer los triunfos del PRD en los próximos comicios. A la conferencia celebrada en la sede del PRD capitalino asistieron, entre otros, los candidatos José Luis Muñoz Soria, Beatriz Garza, David Razú, Alejandro Fernández, Roberto López, Faustino Soto, Leticia Quezada, Agustín Barrios Gómez, Roberto Candia y Agustín Torres, candidatos a jefes delegacionales y diputados locales.