El espionaje tiene una "intencionalidad política": Córdova

miércoles, 20 de mayo de 2015
México, D.F., (apro).- El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, aseguró que detrás de la divulgación de la conversación telefónica con uno de sus colaboradores, en la que se mofa de un dirigente indígena chichimeca, existe una “intencionalidad política” de alguno de los actores que se han visto afectados por las decisiones del órgano que encabeza. “No me parece casual que sea justamente hoy, a 18 días de la jornada electoral, que existan estas filtraciones. Creo que hay una intencionalidad política, no quiero especular respecto de quién, detrás de esto, y creo que ese es el dato”, dijo anoche en entrevista con Carmen Aristegui en CNN. “Con independencia de lo que ya hablamos, y de las disculpas que he hecho públicas –añadió--, hago un mea culpa en ese sentido. Me parece absolutamente necesario aceptar que hubo una equivocación en el uso del lenguaje, repito, de una comunicación privada”. Córdova relató que el mes pasado recibió a un grupo de indígenas que plantearon una serie de demandas, entre ellas el reconocimiento de diputados, y advirtieron que, de cumplirse sus peticiones, impedirían las elecciones. Señaló que él hizo “un juicio personal y no como funcionario público” de cómo hablaba uno de ellos, porque “me pareció curioso e hice un conjunto de expresiones” que, admitió, fueron desafortunadas, por lo que “si hubo alguien que se sintió agraviado, emito una disculpa pública”. El consejero presidente del INE rechazó que se trate de una discriminación a los pueblos indígenas, pues sólo se refirió a una de las personas que habló frente a él. “Así se ha querido difundir, así se ha pretendido difundir, lo cual es absolutamente falso. Las referencias que yo hago son respecto a los dichos de una persona, ni siquiera de todos los interlocutores que estaban en aquella reunión (…) Hubo un trato absolutamente respetuoso, con independencia de que las peticiones que estaban haciendo no eran jurídicamente procedentes. “Insisto en el punto… se trata de una comunicación privada, con expresiones sin duda desafortunadas, que se dieron en el contexto de una comunicación privada, que ilegalmente fue intervenida e ilegalmente fue hecha pública... en un contexto en el cual la autoridad está tomando decisiones en el ejercicio de su autonomía y que me parece que, con independencia de la dimensión estrictamente personal, no puede desvincularse con el hecho de que esto está filtrándose, haciéndose público en un momento en el que el instituto está ejerciendo su autonomía, tomando decisiones complejas, controvertibles, muchas han sido impugnadas, pero que forman parte de las decisiones complejas que estamos tomando de cara a 18 días de que se realice una de las jornadas electorales más complejas de la historia”. Córdova consideró que es muy importante que cuidemos no a las personas, “que cuidemos a las instituciones que al final del día son instituciones ancla de la estabilidad política y democrática del país”. Prosiguió: “Mi preocupación es el fortalecimiento de las instituciones, en un momento complicado de la vida política del país, donde nos avecinamos a un proceso electoral complejo, que a todos nos corresponde llevar a buen puerto”. Ayer, el consejero presidente del INE presentó una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República (PGR), acusando una “intervención ilegal de conversaciones telefónicas privadas” entre él y el secretario ejecutivo del organismo, Edmundo Jacobo Molina. “Es un acto ilegal porque implicó una violación a un conversación privada y que además ilegalmente fue difundida. Que aunque soy servidor público, esto no impide o inhibe que tenga un espacio privado que fue el contexto en el que se dio esta conversación”, agregó. Según Córdova, la denuncia se debe a que el espionaje estuvo dirigido a un “funcionario de los órganos nacionales”. “El uso de recursos ilegales para afectar a un árbitro que en medio de mucha polémica está tomando decisiones en ejercicio de su autonomía, implica la lesión para un tipo de interés”, subrayó. Conapred se lava las manos Por su parte, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred informó que se encuentra “legalmente impedido” para iniciar un procedimiento en contra del consejero presidente del INE, pero destacó que “es obligación de todo servidor público proteger la dignidad de las personas”. En un comunicado, resaltó que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en su artículo 16, “garantiza el derecho de las personas a la inviolabilidad de sus comunicaciones privadas. Este derecho ha sido refrendado de manera sistemática por la Suprema Corte de Justicia de la Nación”, apuntó. En ese sentido, el Conapred detalló que se encuentra legalmente impedido para abrir un procedimiento de queja sobre una conversación privada de Lorenzo Córdova –presumiblemente obtenida y exhibida de manera ilegal–, “quien ofreció una disculpa expresa sobre el tema”, mencionó. De igual manera, reiteró la “obligación de toda y todo servidor público a garantizar la protección de la dignidad de todas las personas en condiciones de igualdad, y de los grupos más vulnerados, con medidas especiales, como lo estipula la Constitución Política y la normatividad internacional suscrita por el Estado mexicano”. Por otra parte, esta mañana el representante de las comunidades indígenas de San Miguel de Allende, Guanajuato, Magdaleno Ramírez, anunció que interpondrá una queja contra el consejero presidente del INE por sus expresiones discriminatorias sobre los pueblos indígenas, particularmente el chichimeca de Guanajuato. “Como representante de pueblos indígenas en San Miguel, sí me pega, nos pega a todos. Estoy defendiendo a mis comunidades, a los indígenas de Guanajuato y del país. En un cargo público necesitamos gente sensible, que no se burle de los demás por ser indígenas, o pobres, o mujeres”, señaló en entrevista telefónica con Apro.