Profepa y Conagua investigan empresa de Javier Gándara

martes, 2 de junio de 2015
HERMOSILLO, Son. (apro).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) investigan a la empresa acuícola GEMSO, S.A. de C.V., propiedad del candidato panista a la gubernatura, Javier Gándara Magaña y familia, por la presunta contaminación de la presa “El Novillo”. En caso de comprobarse el daño, la multa podría ascender a 1.4 millones de pesos. Ambas dependencias federales informaron que la granja de tilapias del abanderado panista incurrió en un “posible” incumplimiento administrativo por no mostrar a los inspectores los manifiestos de Impacto Ambiental que por ley debe otorgar la Semarnat. Además, no acreditó la autorización para construir y operar una estación de gasolina con capacidad de 8 mil litros, un generador de energía, un comedor y un almacén de alimentos. La Profepa y la Conagua encontraron también que la empresa ocupa zona federal en un área de 190.98 metros cuadrados y que carece de título de concesión y permiso para su ocupación, lo cual implicaría una violación a la Ley de Aguas Nacionales La Conagua en particular tomó muestras de la presa Plutarco Elías Calles (El Novillo) para ver si existe contaminación alguna provocada por la empresa en el interior del vaso colector. El análisis de las muestras determinará la existencia de coliformes fecales, grasas, aceites, metales y nutrientes que excedan las normas de calidad del agua. Asimismo la empresa en cuestión que opera como granja de engorda de peces no pudo acreditar en el momento de la inspección la debida disposición de los residuos peligrosos que genera (aceites lubricantes usados). Las tareas de mantenimiento y maquinaria se realizan cerca de un cuerpo de agua, detalla el informe. En la inspección, Profepa observó la presunta contaminación de suelos con hidrocarburos y no acreditaron contar con un Programa de Vigilancia Ambiental ni el debido reporte de cumplimiento. La empresa acuícola GEMSO, S.A. de C.V. tampoco acreditó a los inspectores haber hecho el aviso correspondiente a la Semarnat, sobre el inicio del proyecto. La empresa cuenta con un plazo legal de cinco días posteriores al acto de inspección para presentar las pruebas que a su derecho convengan, y demostrar la regularidad de su situación administrativa. La Procuraduría Ambiental estará en condiciones el próximo lunes 8 de junio para determinar si dicha empresa será emplazada o no por esta autoridad, y si existen elementos para una eventual clausura de las obras supuestamente no autorizadas. Ambas dependencias federales informaron que continuarán con las diligencias correspondientes para verificar que se dé cumplimiento cabal a la legislación ambiental vigente. Se deslinda candidato El candidato Javier Gándara Magaña se deslindó de la propiedad, pero reconoció que su esposa Marcela Gándara es socia, como heredera del Molino La Fama que surte de harina de trigo al noroeste del país. “Mi esposa es socia de esa empresa, yo no soy dueño, ella tiene acciones… son señalamientos por los tiempos de campaña y, después, van a decir que también soy dueño de la presa El Novillo”, ironizó. Al momento de la entrevista, no presentó documentos que acreditaran sus palabras.  

Comentarios