Montes de Oca ayudará a bailarina acusada de narcotráfico

lunes, 10 de agosto de 2015
MÉXICO, D.F., (apro).- Óscar Álvaro Montes de Oca, el universitario al que le sembraron una maleta con droga en el Aeropuerto Internacional que lo mandó al penal federal de Tepic, Nayarit, donde permaneció siete días recluido, no se quedará cruzado de brazos. A la par de las terapias psicológicas que tomará para dejar en el pasado la pesadilla que vivió, emprenderá la nada fácil tarea de ayudar a otras personas que han sido víctimas de la misma situación por la que atravesó. Por lo pronto, ya tiene en su agenda el caso de Angélica López, de 21 años, una estudiante del Instituto Nacional de Bellas Artes. La joven viajó a Colombia el pasado 24 de noviembre a realizar un casting. Al no quedarse con el trabajo, regresó a México el 31 de diciembre en un vuelo de Avianca, pero al recoger su maleta fue detenida por presuntamente llevar droga oculta, por lo que fue enviada al penal de Tepic, Nayarit, donde permaneció tres meses y de ahí fue trasladado al penal de Santa Marta Acatitla, donde se encuentra desde hace cinco meses. Oscar sólo estuvo preso siete días y aun así, confesó que su vida nunca volverá a ser la misma. “Voy a entrar a un tratamiento psicológico, a rehabilitación física para poder recuperarme enteramente porque no es una cuestión que en dos días ni con tanto apoyo que he recibido se pueda resolver, me falta mucho asimilar las cosas que viví con este proceso, sabiendo que mi vida no va ser la misma nunca, pero intentar que no forme parte de mi vida cotidiana”, dijo en entrevista con Radio Fórmula. El joven de 23 años, quien labora actualmente en la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) afirmó que no espera remuneración alguna por la injusticia sufrida pues “no existe ningún tipo de remuneración que pueda resarcir el tiempo que pasé ahí, ni el sufrimiento que tuvo mi familia y amigos”, dijo. Sin embargo, dijo, sí tiene el objetivo de “que se puedan lograr los mecanismos para garantizar la seguridad, tanto de los pasajeros como de su equipaje en este tipo de vuelos”. No se trata, aclaró, de presionar a alguna aerolínea o aeropuerto pues ello requiere un trato internacional pero dijo estar seguro de que se pueden crear mecanismos de seguridad en beneficio de las aerolíneas, aeropuertos y usuarios. Oscar afirmó que también brindará ayuda a otras personas que han pasado por lo mismo que él, como el de Angélica López, quien está presa desde hace ocho meses por el mismo delito. “Esperemos que esto sirva como ejemplo, de hecho, ayer tuve la oportunidad de recibir a los papás de Angie aquí en mi casa, tuvimos la oportunidad de platicar, yo me comprometí absoluta y enteramente a solidarizarme con ella en la medida de lo posible. Invité a las personas que me apoyaron a que den el seguimiento del caso de Angie”, comentó. La joven de 21 años, viajó a Colombia el 24 de noviembre pasado para realizar un casting y al no tener éxito regresó a México el 31 de diciembre a través de Avianca, la misma aerolínea en la que viajó Óscar de Argentina a México. Según familiares de Angélica su maleta fue la última en salir y en el momento que la recogió llegó un policía quien le indicó que su maleta se veía “sospechosa”. La llevaron a un cuarto y su maleta a otro, después le llevaron la maleta y le pidieron poderse de espaldas a la pared con las manos en la cabeza y sin voltear. Al abrir el equipaje, “descubrieron” que llevaba tres kilos de cocaína. De inmediato fue trasladada a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) y al día siguiente traslada al penal federal de Tepic, Nayarit, donde permaneció tres meses. De ahí fue trasladada al Penal de Santa Martha Acatitla, en la Ciudad de México, donde ya cumplió cuatro meses. Jorge López, padre de Angélica, dijo en entrevista telefónica con radio Fórmula, que ha pedido apoyo a medios y a través de las redes sociales pero no tuvo el mismo resultado que Óscar. Desde el principio, dijo, recibieron malos tratos de la autoridad, recordó por ejemplo que al siguiente de que su hija fue detenida la trasladaron al penal de Tepic sin que les permitieran verla y el argumento que dio la funcionaria que les notificó fue que “no tenían tiempo, se dio la vuelta y se fue”. Por si fuera poco, dijo que el primer abogado que tomó el caso “nos dejó prácticamente en la calle; es decir, nos cobró y nos dejó sin nada y en la calle”. Hasta hoy, abundó, no ha recibido llamada alguna por parte de alguna autoridad para brindarle su apoyo a pesar de que ha pedido ayuda del jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera y del propio presidente Enrique Peña Nieto. “Que me ayuden a que se haga justicia, en este caso que se haga la misma justicia, que se preste la misma atención que se prestó al caso de Óscar, que se trate con la misma tijera, que la ley sea justa por ambos lados”, pidió. El padre de Angélica confirmó que se reunió con Oscar Álvaro y su familia, quienes “se comprometieron a luchar junto con nosotros, a mover redes sociales a investigar asuntos personales, a moverse igual como se movieron con Óscar”. Jorge López comentó que al principio su hija estaba destruida y decaída pero poco a poco ha ido levantando su ánimo y buscó la manera de hacer lo que más le gusta en el penal. “Participa en actividades de danza, baile y ya fue invitada por la directora para que dé clases de baile a las internas y participa en una obra de teatro de Arturo Moreno, que se llama ‘Don Quijote un grito de libertad’”, comentó. La semana pasada, refirió, las autoridades le notificaron la fecha de la primera audiencia que se realizará el 2 próximo de septiembre, cuando Angélica cumpla ocho meses privada de su libertad.

Comentarios