Indagan tortura a detenido por multihomicidio en la Narvarte

martes, 25 de agosto de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) espera los resultados de los estudios para determinar si Daniel Pacheco Gutiérrez, único detenido y consignado por el multihomicidio de la colonia Narvarte, fue torturado durante su aprehensión. En su edición del 16 de agosto, el semanario Proceso (2024) adelantó que el lunes 10, el detenido realizó una ampliación de su declaración en la que denunció torturas y amenazas de los agentes investigadores que fueron por él a su casa, en la delegación Coyoacán. “Comenzaron a golpearme para introducirme a un auto que llegó; me subieron a golpes aplicándome la llave china. Me decían palabras obscenas, que me estaban esperando los colombianos, que no me hiciera pendejo, que ya sabían todo. Uno de ellos me presionó el cuello y perdí el conocimiento por unos segundos. Reaccioné a base de golpes. Me amenazaron de que si no los ayudaba irían por mi familia”, declaró Pacheco Gutiérrez. El texto continúa: “El jueves 13, la Juez Vigésimo Quinto Penal del DF, Hermelinda Silva Meléndez, envió el oficio 2623 a la directora de Orientación Ciudadana y Derechos Humanos del Tribunal Superior de Justicia del DF (TSJDF), María Elena Lugo del Castillo. La juez pidió que peritos en psicología y medicina forense intervinieran y ‘de manera inmediata rindan un dictamen en relación al estado actual que presenta hoy el indiciado (…) por considerar que existe razón suficiente para realizar una investigación… respecto de posibles actos de tortura’. Si la queja por tortura procede, el caso se le caerá a la PGJDF”. Este martes, la CDHDF informó que espera los resultados de dictámenes aplicados con base en el Protocolo de Estambul - avalado por el Alto Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos-, para determinar si fue golpeado y torturado al momento de su aprehensión o durante su declaración sobre los hechos del pasado 31 de julio. En un comunicado, explicó que la intención de aplicar ese protocolo es determinar si el hombre de 42 años sufrió “tratos crueles, inhumanos o degradantes o tortura”, a manos de policías o durante su estancia en la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Homicidio de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF). El pasado 5 de agosto, Pacheco Gutiérrez fue capturado afuera de su casa en la delegación Coyoacán, como presunto responsable del feminicidio de Nadia Dominique Vera Pérez, Olivia Alejandra Negrete Avilés, Yesenia Atziri Quiroz Alfaro y Mile Virginia Martín, así como del homicidio de Rubén Espinosa Becerril, además del cargo de robo agravado en pandilla. Según la PGJDF, peritos en criminalística encontraron su huella dactilar en la puerta de un clóset del departamento 401 de la calle Luz Saviñón, número 1909, donde fue perpetrado el multihomicidio. Una búsqueda en el sistema de huellas de la PGJDF arrojó sus antecedentes penales –preso por violación y lesiones– y su actual domicilio, hasta donde agentes judiciales fueron a buscarlo. En sus declaraciones, el supuesto “pulidor de autos” aceptó que estuvo en el lugar del crimen, pero negó que haya cometido algún delito. En su primera declaración, Pacheco Gutiérrez aseveró que el golpe que tenía en el ojo izquierdo se lo hizo él mismo al chocar con la puerta de la patrulla en la que fue asegurado. Agregó que nadie lo obligó a la fuerza a declarar. De acuerdo con la CDHDF, el pasado 8 de agosto comenzó la aplicación del Protocolo de Estambul a Daniel Pacheco Gutiérrez en lo que respecta a la parte médica. Más tarde, el día 14 personal del organismo le realizó una examinación psicológica que incluyó la entrevista e instrumentos psicológicos. “Hasta este momento no se han concluido todos los estudios y dictámenes que se integran en el Protocolo de Estambul. En cuanto se tengan las conclusiones, se incorporarán a la queja abierta por este caso, informándose al peticionario y a las autoridades judiciales y ministeriales”, informó la instancia presidida por Perla Gómez. El jueves 20, la presidenta de la CDHDF, Perla Gómez, informó que hasta ese momento no habían encontrado “condiciones” para asegurar que el detenido haya sido torturado para declarar sobre el caso. “Al día de hoy no tenemos condiciones para afirmar que haya una situación de tortura. Ha habido contradicciones en las dos entrevistas por parte del propio presunto. Nos hace falta la investigación ya del diagnóstico médico”, dijo a la prensa al término de un acto oficial. Sobre el aspecto psicológico de Pacheco Gutiérrez, dijo que los médicos de la CDHDF determinaron “que no necesita en este momento este tipo de acercamiento”. Este martes 25 de agosto, la Comisión informó que envió oficios a los titulares del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Ricardo Antonio Bucio Mújica, y del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación (Copred) de la Ciudad de México, Jacqueline L’Hoist Tapia, acompañados de un paquete de publicaciones de diversos medios de comunicación respecto al caso Narvarte. La intención, explicó, es que valoren la posibilidad de investigar la existencia de presuntas conductas discriminatorias de particulares.  

Comentarios