Hallan auto ligado al multihomicidio; cámaras del edificio no sirven: PGJDF

lunes, 3 de agosto de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) informó que agentes de la Fiscalía de Homicidios encontraron abandonado en calles de la delegación Coyoacán el vehículo Ford Mustang rojo, modelo 2006, placas 486VRN, en el que presuntamente huyeron los asesinos de Rubén Espinosa y cuatro mujeres. En un comunicado, la dependencia agregó que durante una nueva inspección ocular en el departamento 401, ubicado en la calle Luz Saviñón 1909, colonia Narvarte, los agentes encontraron la tarjeta de circulación de dicho auto, que según los vecinos era propiedad de la colombiana de 29 años, una de las cinco ejecutadas. Sobre la mujer, detalló que solicitó al Consulado de Colombia en México y al Instituto Nacional de Migración (INM) información sobre su identidad y calidad migratoria. Respecto de las cámaras de videovigilancia del edificio donde ocurrió el multihomicidio, la PGJDF destacó que personal de la Unidad de la Policía Cibernética, adscrita a la Policía de Investigación, constató que los aparatos instalados en el edificio estaban averiadas, “por lo que no se obtuvo ningún material relacionado con los hechos”. La dependencia señaló que giró un oficio a la Fiscalía General del estado de Veracruz para solicitar información respecto de cualquier denuncia o querella presentada por Rubén Manuel Espinosa Becerril. Además, recibió de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), de la Procuraduría General de la República (PGR), la copia certificada de la averiguación previa iniciada por los hechos que Rubén Espinosa denunció en septiembre de 2013, ocurridos en Veracruz. En tanto, la Subprocuraduría de Atención a Víctimas del Delito y Servicios a la Comunidad mantiene contacto estrecho con las familias de los afectados, tanto en materia psicológica como legal. El Mustang, sin registro en el padrón vehicular de Segob El auto Ford Mustang rojo, modelo 2006, involucrado en la investigación del multihomicidio de la colonia Narvarte, tiene antecedentes de infracciones vehiculares y no está registrado en el Registro Público Vehicular (Repuve), aunque no tiene reporte de robo. Según la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), el auto con placas 486VRN fue abandonado en calles de la delegación Coyoacán. La tarjeta de circulación fue hallada por agentes de la Fiscalía de Homicidios dentro del departamento 401 del número 1909 de la calle Luz Saviñón, colonia Narvarte, delegación Benito Juárez. De acuerdo con los primeros reportes policiacos, se presume que en esa unidad pudieron huir los asesinos de Rubén Espinosa, fotoperiodista colaborador de Proceso y Cuartoscuro, la antropóloga Nadia Vera y la estudiante Yesenia Quiroz Alfaro, una trabajadora doméstica y una colombiana de 29 años, presunta dueña del vehículo. En una búsqueda en el portal de Secretaría de Finanzas del Gobierno del Distrito Federal (GDF), se encontró que este automóvil tiene un valor de factura de 322 mil 500 pesos y su clave vehicular o número de inscripción vehicular es 0490702. Según un rastreo electrónico en el Sistema Nacional de Seguridad Pública, dependiente de la Secretaría de Gobernación (Segob), el auto “no se encuentra inscrito en el Registro Público Vehicular”. En su página de Internet, la dependencia federal aclara que existen “múltiples razones” por las cuales un auto puede no estar inscrito en el padrón vehicular nacional, entre ellas el hecho de que sea “nuevo o usado”. La misma página arroja que este automóvil hasta este lunes 3 de agosto “no cuenta con reporte de robo” emitido por alguna Procuraduría General de Justicia del país. En el portal de la Secretaría de Finanzas del gobierno capitalino se encontró que, el 31 de julio de 2013, quien conducía el auto violó el artículo 6 fracción XV del Reglamento de Tránsito Metropolitano, al dar una vuelta que interfirió con un corredor del Metrobús. Pero no fue la única infracción. La persona que iba al volante también violó el artículo 5 fracción I, al no traer licencia de conducir o permiso vigente. A la primera falta le correspondió una multa de 40 días de salario mínimo y a la segunda, de 10 días. Ambas infracciones, según el registro de la dependencia capitalina, fueron pagadas. La información arroja que a la fecha el propietario del auto no había pagado la tenencia 2015, equivalente a mil 485 pesos, contando los derechos y los recargos.

Comentarios