TWSJ refuta a Mancera: grandes cárteles sí operan en el DF

lunes, 28 de septiembre de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Un incremento en el número de asesinatos registrados en el Distrito Federal, atiza los temores de que los cárteles de las drogas han elegido esta ciudad como un punto de apoyo para sus operaciones, publica hoy el diario estadunidense The Wall Street Journal (TWSJ). Además el diario cita un informe reciente publicado por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) que afirma que La Familia y varios de los principales cárteles del narcotráfico en México, entre ellos el Cártel del Golfo, el Cártel de Sinaloa y Los Zetas, “se han establecido en la capital”. El contenido del texto coincide con un reportaje publicado en el reciente número de Proceso, en circulación, titulado: “El narco ronda (al DF), pero Mancera cierra los ojos” que destaca que a inicios de este mes, el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) colocó tres mantas afuera de ministerios públicos del DF para reclamar como plaza la capital del país. Y al igual que el semanario, TWSJ señala que funcionarios de Seguridad Pública del DF niegan la presencia de grupos del crimen organizado en la capital. La misma afirmación, subraya el rotativo, la hizo recientemente el titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong, quien negó que algún cártel de la delincuencia organizada tenga presencia en la Ciudad de México. “Pero los datos parecen decir otra cosa. El Distrito Federal, hogar de nueve millones de personas de los 20 que viven en el área metropolitana del Valle de México, peligra: hay un aumento de un 21% de los homicidios”, señala The Wall Street Journal. En total, según datos de la Segob publicados la semana pasada, se cometieron 566  homicidios durante los primeros ocho meses de este año en el DF. Esta tasa porcentual es la más alta en un mismo periodo desde 1998, señala el diario estadunidense. “Ha sido un proceso lento, pero parece que la actividad delictiva finalmente está entrando en la capital. Esta es una tendencia muy preocupante”, dijo Juan Salgado, experto en seguridad del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) a TWSJ. El aumento de los asesinatos en la Ciudad de México, destaca el diario, ha contribuido a un incremento a escala nacional en el total de homicidios, por primera vez desde que el presidente Enrique Peña Nieto asumió el poder a finales de 2012. Durante los primeros ocho meses de este año, recuerda TWSJ los homicidios aumentaron un 5% a escala nacional y agosto fue el cuarto mes consecutivo en el que la tasa se incrementó. “La cifra de aumento (de homicidios) es un gran reto para Peña Nieto, cuya administración había pregonado la disminución de asesinatos en los últimos dos años, como prueba de que las iniciativas de seguridad del gobierno, tales como la mejora de la coordinación entre los organismos de lucha contra la delincuencia, como el Ejército y la Policía federal, estaban trabajando”, subraya el rotativo. El experto del CIDE y Ernesto López Portillo, jefe del grupo de expertos del Instituto para la Seguridad y Democracia (Insyde), coincidieron en señalar al diario estadunidense que la creciente tasa de homicidios a escala  nacional y local es resultado de un aumento de la delincuencia común y de los asesinatos vinculados a la guerra contra las drogas. Y ante ese escenario “nuestras autoridades siguen improvisando. Peña Nieto se comprometió a reducir los homicidios, pero él nunca ha dicho exactamente cómo. Tres años después de haber tomado (su cargo), ni él (Peña Nieto), ni los gobernadores estatales han presentado una estrategia específica para reducir los homicidios”, dijo López Portillo. Raúl Toledo, otro consultor de seguridad entrevistado por el diario, y quien además es exfuncionario del DF, dijo a TWSJ que el aumento en la tasa de criminalidad de la Ciudad de México coincide con las estimaciones de las autoridades locales de un aumento del 17% en el consumo de drogas en la capital, durante los últimos tres años. “Es posible que el aumento de los delitos, al menos en parte, tenga que ver con la lucha entre las bandas (del narcotráfico) para (tener) un mercado cada vez más atractivo”, abundó Toledo en su entrevista con el rotativo. Sin embargo, como también publica Proceso, el diario estadunidense destaca que actuales funcionarios capitalinos restan importancia al papel de la delincuencia organizada en el aumento de homicidios y afirman que cualquier aumento de la tasa es sólo temporal. Por ejemplo, Hiram Almeida Estrada, titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP-DF), dijo a TWSJ que “la delincuencia en la Ciudad de México no está relacionado con una presencia cada vez mayor de las bandas criminales” y que “el aumento de los homicidios en lo que va del año es un fenómeno temporal, no una tendencia”, pero no ofreció datos para apoyar sus comentarios. En cambio el diario cita un informe reciente publicado por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) que afirma que “La Familia” y varios de los principales cárteles del narcotráfico en México, entre ellos el Cártel del Golfo, el Cártel de Sinaloa y Los Zetas, “se han establecido en la capital”. “La Familia, un grupo centrado ahora principalmente en la extorsión, el robo y los secuestros, controla gran parte de la periferia de la Ciudad de México, según un informe de la Oficina del Fiscal General federal”, añade el diario. Otros dos grupos locales de distribución de drogas –la Unión de Tepito y la Unión de Insurgentes–, añade TWSJ, también se pelean por la venta de drogas en la capital y recuerda que una pelea entre ambos llevó al secuestro y asesinato en 2013 de 13 jóvenes en el bar Heaven, en la Zona Rosa. También cita los casos de robos a mano armada a conductores en la colonia Roma, o las extorsiones a bares y restaurantes en La Condesa, o el multihomicidio de la colonia Narvarte. Pese a todos ello, señala el diario, “la Ciudad de México aún está lejos de convertirse en un paisaje urbano anárquico”, pues tiene una fuerza policial de 87 mil elementos mientras que el Estado de México, el más poblado del país y que rodea el DF, tiene una fuerza de sólo 16 mil policías. Sin embargo, destaca TWSJ citando una reciente encuesta, siete de cada 10 capitalinos “no se siente seguro”.

Comentarios