Líderes obreros repudian reforma que restringe el derecho de huelga

lunes, 10 de octubre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las confederaciones de Trabajadores de México (CTM) y Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) se unieron para demandar al Senado que elimine de la propuesta de reforma de justicia laboral que, en su fracción XVIII del 123 constitucional, restringe el derecho a huelga. En entrevista con Apro, el secretario general de la CTM, Carlos Aceves del Olmo, aseguró que “la fracción XVIII va a desaparecer”, aunque en comisiones del Senado hayan incorporado el texto de último minuto, “por obra y gracia del legislador panista Javier Lozano. “Eso no quiere decir que esté aprobado por la mayoría de los miembros de las cuatro comisiones que participaron ahí”, indicó, al tiempo que expresó su desacuerdo con esa cláusula, debido a que se elimina la contratación colectiva. “Eso pretendía alguien, pero no, no se puede eliminar. Los sindicatos no son organizaciones de facto, son organizaciones legales que están en el artículo 123 y tienen su autonomía, sus formas de elegir a sus dirigentes. Eso no lo vamos a inventar, eso está en la ley”, indicó. También indicó que debe haber cambios en la ley, pero jamás afectando los derechos de los trabajadores. Destacó que la regulación de los preceptos en la materia no es una presión a México por otros países, sino una demanda mundial porque “el mundo está globalizado”. Luego reconoció que estas modificaciones tienen relación con el Tratado Transpacífico. “Ahora vamos a ver qué negocios hacemos con Vietnam, con Singapur, con China. Son oportunidades. Ahora, los grandes bancos, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial pues se fijan quiénes están haciendo sus leyes modernas y quién garantiza. Y si nosotros no nos ponemos las pilas para esas cosas, pues podemos quedar fuera del juego y eso sería una irresponsabilidad”, justificó. En cuanto a los contratos de protección, Aceves del Olmo los desestimó. Dijo que “existen sólo en las mentes con telarañas de algunos abogados”. Y aprovechó para criticar la más reciente reelección del secretario de Telefonistas, Francisco Hernández Juárez, el pasado 11 de agosto para el periodo 2016-2018. “¿Para ellos esto es democracia?”, inquirió. “El STUMAN por ahí. Los tranviarios, pues ya no hay tranvías. Entonces, ¿qué representan para querer fijar el criterio del movimiento obrero, cuando nosotros representamos más de 5 millones de trabajadores y, si no nos creen, pues ¡cuéntennos!”, desafió. Isaías González, de la CROC, aludió a Alfonso Navarrete Prida, secretario del Trabajo y Previsión Social. El también diputado priista destacó que no se permitirá que se imponga una política anti obrera que ponga en riesgo la estabilidad y la paz laboral con el argumento de que en México “no hay huelgas”. “Si el texto se queda como lo aprobaron en comisiones del Senado, se acabará con la estabilidad laboral. El país enfrentará conflictos y se obligará a los representantes del movimiento obrero organizado a acudir a instancias internacionales”, advirtió. Incluso criticó que se pretenda limitar la firma de un contrato colectivo de trabajo a la petición de que demuestren que la mayoría de los trabajadores están afiliados al sindicato al que emplaza a huelga y que las juntas de conciliación verifiquen esa condición. “El derecho de huelga es una garantía universal, y por ningún motivo cederemos a presiones o chantajes de quienes pretenden imponer políticas que atentan contra la democracia y la libertad sindical”, acotó.

Comentarios