Pide embajador a empresarios reforzar integración de América del Norte a través del comercio

miércoles, 16 de noviembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Carlos Sada Solana, embajador de México en Estados Unidos, volverá este miércoles a Washington para reunirse con integrantes del equipo de transición de Donald Trump que posiblemente asumirán secretarías de Estado el próximo 20 de enero, cuando el republicano se convertirá en el 45 presidente de la Unión Americana. “No decidimos (el gabinete de Tump), pero nos sentaremos con quiénes estén al frente”, declaró hoy el embajador a Apro, después de inaugurar un evento organizado por la American Chamber of Commerce de México en el exclusivo Club de Industriales de la Ciudad de México. La próxima toma de posesión de Trump despertó una ola de temores en ciertos sectores del país, entre ellos el empresarial, ya que durante su campaña sedujo a su electorado con ataques constantes contra México y los mexicanos, y contra el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Con el afán de calmar los ánimos, Sada lanzó un discurso de tinte optimista ante un panel de empresarios. “No podemos especular” sobre las medidas que adoptará la administración de Trump, planteó, luego de reconocer que “hay nerviosismo” en la comunidad “mexicano-americana”. Tras afirmar que “México tiene los mecanismos para salir de frente”, exhortó a los empresarios a reforzar la integración de América del Norte a través del comercio y apoyarse en los 35 millones de ciudadanos mexicanos que viven en Estados Unidos. Asimismo, destacó las 11 acciones que anunció la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), mediante las cuales pretende apoyar a los connacionales en ese país. Además, el embajador aseveró que la mitad (5.8 millones) de los 12 millones de migrantes en situación irregular en Estados Unidos son de origen mexicano, e igualmente la mitad de los más de 2 millones de migrantes con antecedentes penales que Trump se comprometió a deportar en los primeros días de su administración. El diplomático reafirmó que México es “un jugador de grandes ligas” y un socio comercial estratégico de Estados Unidos, y recordó que de unirse en una sola entidad los 10 estados fronterizos, se convertiría en la cuarta economía mundial. De igual manera, insistió que los 50 consulados de México en la nación vecina generan “la envidia de cualquier país”, y subrayó que ambos países colaboran en asuntos clave, entre ellos la inteligencia en materia de seguridad y de flujo fronterizo. Según Sada Solana, uno los problemas que generó el proceso electoral fue “la percepción” negativa de México. “A pesar de ser socio, a pesar de ser vecino, a pesar de ser amigo, a pesar de ser un aliado estratégico, no se le dimensiona en la realidad adecuada”, aseveró. --¿Hay nerviosismo por parte de México? –se le preguntó. --“No, no, no” ---respondió. Y añadió: “La relación diplomática se consolida todos los días”. Sobre la decisión del gobierno de Enrique Peña Nieto de invitar a México al entonces candidato Donald Trump, el pasado 31 de agosto, soltó con una sonrisa incómoda: “Ya se ha juzgado lo suficiente”.