Demanda Peña un marco jurídico que garantice actuación de las Fuerzas Armadas

miércoles, 23 de noviembre de 2016 · 19:56
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Enrique Peña Nieto reconoció este miércoles el papel de los marinos en la recuperación de la paz en México, y demandó al Poder Legislativo un marco jurídico que garantice las tareas de las Fuerzas Armadas en materia de seguridad pública. Al encabezar la ceremonia conmemorativa del Día de la Armada en el puerto de Guaymas, Sonora, donde entregó diversos reconocimientos a elementos de la Secretaría de Marina, Peña destacó que para la Armada, “servir a México es más que un trabajo, es una forma de ser”. La fuerza que los mueve, dijo, “son los principios y valores navales, por eso para ustedes el mérito y la gloria son sus mayores recompensas”. Añadió: “Desafíen vientos y tormentas, con su temple y firmeza de carácter, para llevar a nuestro país a buen puerto”. En la comida de honor, acompañado por los secretarios de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, y de Marina, Vidal Francisco Soberón Sanz, el Ejecutivo pidió al Poder Legislativo atender la “asignatura pendiente” de dar certidumbre a los soldados, pilotos y marinos “que velan por nuestra paz”. Ellos, agregó, han dado “su valiente respaldo para recuperar la paz y la tranquilidad en las ciudades y zonas donde más se requiere su presencia”. Ante la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, reconoció a las Fuerzas Armadas “sus valiosos servicios en la protección de nuestros ríos y lagos, de nuestros litorales y mares, de nuestros archipiélagos e islas”. Y celebró “que hoy estemos fortaleciendo el poder naval de la Federación con el abanderamiento de la Patrulla Oceánica Chiapas y el Buque de Aprovisionamiento Logístico Isla María Madre”. Cuando hizo la entrega de reconocimientos a elementos destacados, Peña Nieto agradeció las acciones en favor de la seguridad, “de quienes navegan cotidianamente las aguas nacionales, lo mismo que en la salvaguarda de nuestros puertos e instalaciones estratégicas”. Antes, el presidente sostuvo que comandar a las Fuerzas Armadas “es uno de los más altos honores y de las más grandes responsabilidades que he tenido como presidente de la República. Nunca me cansaré de reconocer su lealtad inquebrantable a la República y a las instituciones que hemos edificado los mexicanos”.