Expulsa el PRI a Tomás Yarrington y suspende derechos a Roberto Borge

viernes, 16 de diciembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Nacional de Justicia del PRI anunció el retiro de los derechos partidarios del exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, y la expulsión del exmandatario de Tamaulipas, Tomas Yarrington, por falta de probidad y violar los códigos de ética priista. La instancia de justicia partidaria informó que también se decidió expulsar del partido a los exfuncionarios de Veracruz Arturo Bermúdez Zurita, José Antonio Chara Mansur Beltrán y Gabriel Deantes, por las mismas causas. En el acta de la sesión realizada este viernes, el PRI informó que se expulsa al exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, "por vulnerar sistemáticamente los estatutos del partido, el código de ética y cometer actos de falta de probidad durante su gestión". Este personaje está prófugo y es perseguido por autoridades estadunidenses y mexicanas por sus presuntos vínculos con el crimen organizado. Mientras que en el caso del exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, el organismo priista indica que se fundamentó el retiro de sus derechos partidistas en la medida de la gravedad de las acusaciones en su contra. "En el procedimiento sancionador iniciado por el militante Octavio Delgado Casillas en contra del exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, se determinó emitir la medida consistente en la imposibilidad para ejercer sus derechos de militante, hasta en tanto se resuelva el procedimiento iniciado en su contra, dada la gravedad de las acusaciones, con efectos jurídicos de cara a cualquiera de los escenarios que contempla el artículo 58 de los Estatutos del Partido Revolucionario Institucional”, indica el resolutivo de la Comisión Nacional de Justicia partidaria. En los casos de los exfuncionarios de Veracruz, la Comisión acreditó su falta de probidad como militantes del PRI durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa. “En los procedimientos sancionadores iniciados el 20 de septiembre último en contra de los militantes Arturo Bermúdez Zurita, José Antonio Chara Mansur Beltrán y Gabriel Deantes Ramos, por realizar conductas contrarias a los documentos básicos del Partido Revolucionario Institucional, y por falta de probidad durante el gobierno de Javier Duarte en el estado de Veracruz, se determinó su expulsión, al acreditarse que los señalamientos de corrupción en su contra y su actuar han generado un deterioro grave en la imagen de nuestro instituto político”, se señala. El PRI manifestó en su comunicado su compromiso de combatir frontalmente la corrupción y sancionar todas las conductas que afecten el desempeño de los funcionarios públicos emanados de sus filas. Además, indicó que se seguirán analizando los otros casos señalados por las instituciones del Estado mexicano y en los medios de comunicación, sin mencionar al exgobernador de Chihuahua, César Duarte, también acusado de corrupción.