SRE acusa omisiones de Letonia por estudiante mexicano detenido

viernes, 30 de diciembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Daniel Reynoso Lesparence, un estudiante mexicano que radica en Letonia, fue detenido tras un altercado con el que fuera su casero en ese país. En respuesta, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) deploró que los ministerios de la Justicia y del Interior de Letonia omitieron notificar a la embajada de México en Suecia cuando detuvieron al joven, por lo que la diplomacia mexicana les entregó “notas verbales”. En un comunicado emitido esta tarde, la SRE sostuvo que ha mantenido una “permanente y estrecha comunicación con Reynoso Lesperance, sus familiares y las autoridades letonas” desde el día de la detención. “Nuestro connacional ha contado con asesoría y apoyo legal en todo momento”, aseguró la dependencia. El jueves pasado, la familia del joven emitió un comunicado en el que exige esclarecer el caso y denuncia irregularidades en el proceso contra Daniel, quien actualmente está encarcelado en la Prisión Central de Riga, Letonia. Reynoso Lesparence está matriculado en la carrera de Ingeniería Mecánica Eléctrica en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) Campus Estado de México. Como parte del programa de intercambios estudiantiles, Daniel eligió la Universidad Técnica de Riga, en Letonia, para el periodo de agosto a diciembre de 2016. A través de Facebook, el joven contactó a Marko Krombacher, seudónimo de Marco Dalkilic, de 46 años, quien ofrecía una habitación en renta y finalmente llegó a Riga el pasado 24 de agosto. Realizó el contrato pero decidió abandonar el departamento porque se encontraba en muy mal estado. Cuando notificó su decisión al casero, éste se molestó y decidió quedarse con todo el dinero que el estudiante le entregó como parte del trato inicial. El 14 de diciembre, según el comunicado de la familia, Daniel fue agredido por su excasero en las afueras de un bar y al intentar responder a la agresión, sus amigos lo detuvieron. Días después, el 20 de diciembre, dos policías se presentaron en el departamento de Daniel, sin orden de arresto y sin notificar del hecho a las autoridades mexicanas. María José, la novia de Daniel, contactó al cónsul honorario de México en Riga, Carlos Arredondo, quien confirmó que no recibió notificación alguna del arresto y se puso en contacto con la policía, quien le informó dónde estaba el joven y la razón de su arresto. Según contó Daniel a su novia a través de una llamada vía Facebook con el celular de la abogada Alínu Voronovu, otorgada por el gobierno Letón, se le acusaba de haber cometido un robo y le hicieron firmar unos papeles, cuya información no pudo leer pues estaban escritos en un idioma que no entendía. Sin avisar a autoridad mexicana alguna ni a sus representantes en Letonia, Daniel fue transferido y puesto en aislamiento durante la madrugada del 21 de diciembre, sin permitirle siquiera tener contacto con el cónsul mexicano. La abogada Alínu Voronovu avisó al cónsul mexicano que se llevaría a cabo una audiencia el 22 de diciembre a la que Daniel acudió solo pues el funcionario sólo consiguió entrar en calidad de traductor. Daniel rindió declaración ante la inspectora Marija Semjonava, quien decidió llevar el caso a la Corte, donde se determinó mantener al estudiante mexicano en detención preventiva con un plazo que podría ir de siete días hasta seis meses. Actualmente, el joven --quien padece de hipertensión y requiere de un tratamiento especial-- se encuentra en el juzgado de la prisión central de Riga, Letonia, hasta donde su novia intentó llevarle ropa, comida y medicinas, pero no tuvo éxito. (Con información de Mathieu Tourliere)