Gobierno federal y capitalino decidirán sobre terrenos del AICM, corrige Ruiz Esparaza

jueves, 10 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El secretario de Comunicaciones y Trasporte, Gerardo Ruiz Esparza, bajó el tono de sus declaraciones en torno al destino del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y pidió que “no se haga un tema de conflicto” con el gobierno capitalino “porque no lo hay”. Se refirió al secretario de Desarrollo Económico Salomón Chertorivski y al jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, como sus “amigos personales” y señaló que si bien la decisión de qué se hará con los terrenos del AICM se tomará de manera conjunta, entre el gobierno federal y el capitalino, se debe tomar en cuenta la infraestructura de la zona, instalar mesas de trabajo y hacer propuestas basadas en estudios. Ruiz Esparza aclaró que no se trata de una decisión que te tome con base en una reunión de trabajo o una consulta pública, pues “son cuestiones que van más allá de un conocimiento público; son cuestiones que, como gobierno selecto, deben definirse y ponerse sobre la mesa de trabajo abiertamente, y abiertamente tomar decisiones”. Hay temas, dijo, que deben considerarse, como que “hay instalaciones muy valiosas (…) tampoco podemos destruir el patrimonio público” de las terminales 1 y 2 del AICM, dijo en entrevista con Radio Fórmula. Y esbozó algunas posibilidades para los terrenos, una vez que deje de funcionar el AICM. En su opinión, la Terminal 2 “puede ser parte de una universidad” y la Terminal 1 puede “ser una terminal multimodal de transporte, que se requiere en la zona”, aunque también, dijo, tendrá que haber áreas verdes, vialidades y sitios de trabajo. “Lo correcto sería que se comentará qué se va a hacer con ellas en el momento determinado”, dijo el funcionario al tiempo que destacó la voluntad de diálogo. “Que no se haga un tema de conflicto porque no lo hay”, afirmó. Apenas el martes pasado Ruiz Esparza le enmendó la plana al jefe de gobierno capitalino al asegurar que será el gobierno federal quien determine el destino del espacio que hoy ocupa el AICM cuando opere la nueva terminal en Texcoco. No hay duda, dijo, “de que los terrenos y las terminales del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México son propiedad del gobierno federal desde hace 60 años y como tal, será el gobierno federal el que decida qué ocurrirá con ellos cuando entre en operación la nueva terminal aérea”. Sus declaraciones provocaron la reacción inmediata del gobierno de esta ciudad. Luego matizó que la decisión sería tomada en coordinación con el gobierno de la Ciudad de México “y se buscará que sea en beneficio de la sociedad”, aunque estimó que la decisión sería tomada “dentro de siete, ocho, nueve años”. Las declaraciones del funcionario generaron la reacción inmediata del gobierno capitalino pues Miguel Ángel Mancera advirtió que el gobierno de la Ciudad de México podría negar a la federación los permisos de uso de suelo que necesitan las 710 hectáreas en que se ubica el AICM si no se llega a un acuerdo conjunto entre ambos niveles de gobierno para el desarrollo urbano en la zona. La “ley es muy clara” respecto a la propiedad y su uso de suelo: “Esos terrenos fueron destinados a un fin federal, en el momento en que desaparezca esa concesión, que ya no sea aeropuerto, ese fin se acabó”, dijo. Por su parte, Salomón Chertorivski señaló que si bien los terrenos son propiedad federal pero una vez que el aeropuerto deje de operar, la administración local debe “llevar mano” respecto del plan urbanístico que se realizará. “No tenemos duda que la propiedad es federal. Sin embargo, una vez que deja el uso aeroportuario en ese momento se decida que se quiere hacer cualquier cambio, ese tiene que pasar por la reglamentación urbanística de la ciudad y es ahí, en el planteamiento urbano, en lo que debe suceder en toda esa zona, en donde la Ciudad de México lleva mano”, sostuvo. Además criticó que se diga que hay mucho tiempo para planear el destino de los terrenos cuando la fecha para el cierre de operaciones es el 20 de octubre de 2020 fecha también para el primer despegue o aterrizaje del primer avión en el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Al respecto Ruiz Esparza dijo hoy: “debemos ser prudentes con las decisiones y con el tiempo” y, con base en estudios serios, tomar las decisiones “en el momento correspondiente”.

Comentarios