Exigen a Honduras liberar a activista que atestiguó el asesinato de Berta Cáceres

lunes, 14 de marzo de 2016
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., (apro).- Organizaciones sociales, indígenas y campesinos, personas que envían cartas de todo el mundo, se han sumado a la campaña nacional e internacional para exigir al gobierno de Honduras liberar al activista ambientalista Gustavo Castro Soto, a 12 días de que atestiguara la muerte de la activista Berta Cáceres a manos de dos sicarios que irrumpieron en su domicilio. Hoy en Tuxtla, el Frente Chiapaneco en Defensa de la tierra, el agua y la vida, protestó frente al congreso del estado, en el marco del Día de Acción Internacional contra las Represas y en Defensa de los Ríos, una causa que defiende Gustavo Castro y por el cual exigieron sea regresado a casa. Los también integrantes del Movimiento mexicano de afectados por las represas y en defensa de los ríos (MAPDER-CHIAPAS), exigieron justicia ante el asesinato de la luchadora social Bertha Cáceres en Honduras y por el inmediato retorno del activista chiapaneco Gustavo Castro, de la organización Otros Mundos Chiapas, retenido “indebidamente” por las autoridades del mismo país tras la muerte de la integrante del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas (COPINH), el pasado 3 de marzo. La Coordinación General del Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio (Modevite) de Chiapas se solidarizó en una carta y se pronunció hoy para exigir seguridad para Gustavo y justicia para Berta. Rodrigo Pinto, vocero del grupo, dijo que como movimiento están preocupados por el escenario que se vive en Honduras, donde no hay condiciones de seguridad y menos justicia imparcial y expedita. De igual forma, el obispo de la Diócesis de esta ciudad, Felipe Arizmendi Esquivel, se sumó al llamado de la sociedad civil y de las instancias mexicanas, para garantizar la seguridad y el pronto regreso del activista Gustavo Castro, quien presenció en Honduras el asesinato de Berta Cáceres, por lo que se encuentra retenido en ese país hasta que se deslinden responsabilidades. En rueda de prensa, aseguró que hasta este momento, todas las instancias de gobierno y la sociedad civil, están empeñadas en que se proporcione seguridad a Gustavo Castro y pueda regresar a México ya que todo lo que sea por la lucha de los derechos humanos y el bienestar de las comunidades, lo apoyarán, recalcó. Indígenas de diversas comunidades y organizaciones de la región norte de Chiapas también se pronunciaron para exigir justicia para Berta Cáceres y la libertad para Gustavo Castro, detenido en Honduras. “Comunidades de los pueblos indígenas de Tsotsil, Tseltal y Ch’ol de la región norte del estado de Chiapas, México, estando en una asamblea regional en el Ejido La Ilusión, Municipio de Simojovel de Allende, Chiapas, convocado por el Pueblo Creyente de Simojovel, analizamos la situación crítica de nuestro compañero ambientalista y patriota Gustavo Castro Soto, ante esta situación nos manifestamos en contra de la criminalización y muerte de compañeros indígenas y activistas ambientalistas”, dice la carta que firmaron todos este fin de semana en los Altos de Chiapas. Señalan que el asesinato “cobarde” de la indígena lenca Berta Cáceres y el intento de asesinato del ambientalista mexicano Gustavo Castro Soto no es una casualidad y mucho menos un hecho aislado; “este cobarde acto es la práctica de exterminio que ha impuesto el capital internacional con la complacencia de los gobiernos nacionales”, acusaron. Agregaron que la justicia del país de Honduras debe seguir la línea de investigación hacia la empresa China que ha presionado a los indígenas del COPINH para arrebatarles sus tierras e inundarlas con la obra de la represa hidroeléctrica, “ese es el móvil del asesinato de la compañera indígena Berta Cáceres y el intento de asesinato del compañero Gustavo Castro”, afirmaron. “Solicitamos y exigimos el traslado inmediato a México del compañero ambientalista Gustavo Castro Soto. El compañero es una de las victimas del cobarde asesinato de la compañera indígena Berta Cáceres ocurrido el jueves 3 de marzo en la madrugada, en el poblado La Esperanza en Honduras. Es una arbitrariedad mantener a Gustavo Castro Soto por 30 días más en ese país por orden de la Fiscalía General de Honduras”, dice el documento. La carta la firman los pueblos originarios de la región norte de Chiapas conformados por la Organización Sociedad Civil de las Abejas de Acteal, el Pueblo Creyente de Simojovel, la Parroquia San Juan Bautista El Bosque, la Parroquia San Juan Dieguito de San Cristóbal, la Parroquia Santa Catarina Pantelho, el Consejo Estatal de Nuevo Constituyente de Chiapas, Luz y Fuerza del Pueblo de Huitiupán, el Centro de Derechos Humanos Oralia Morales de Frontera Comalapa. En el encuentro sostenido el domingo pasado estuvieron Observadores Nacionales e Internacionales del Movimiento Sueco por la Reconciliación (Swefor), Integrantes del Reconocimiento Jtatik Samuel Jk’anan Lum: Centro de Derechos humanos Fray Bartolomé de Las Casas AC (Frayba), Servicio Internacional para la Paz (Sipaz), Comisión de Apoyo a la Unidad y Reconciliación comunitaria AC (Coreco), Desarrollo Económico y Social de los Mexicanos Indígenas AC (Desmi), Servicios y Asesoría para la Paz AC (Serapaz), Instituto de Estudios e Investigación Intercultural AC (Inesin), Coordinación de mujeres (Codimuj) y Vicaria de Justicia y Paz de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas. Cerca de 40 cartas y documentos de exigencia de justicia para Berta Cáceres y libertad para Gustavo Castro se han concentrado en la web de Otros Mundos Chiapas AC, la organización que preside Gustavo Castro en San Cristóbal de Las Casas. Cartas que han llegado de Europa, Sudamérica, Centroamérica, Norteamérica, de la ONU, organizaciones y centros de investigación que conocen la labor del activista mexicano. Gustavo Castro es un activista ambientalista con más de 20 años de trabajo en Chiapas y ha documentado la militarización, la paramilitarización, el despojo de tierras, los conflictos comunitarios, la contaminación ambiental y otras amenazas hacia los pueblos y comunidades indígenas de Chiapas y otros estados del país.

Comentarios