Detienen en España a empresario ligado al caso Moreira

viernes, 18 de marzo de 2016
MADRID (apro).- En el marco de la investigación que se sigue por el caso Moreira, agentes de la Policía Nacional detuvieron este viernes al empresario mexicano Juan Manuel Muñoz Luévano, ‘Mono Muñoz’, acusado de los delitos de blanqueo de capitales y organización criminal por sus presuntos vínculos con Los Zetas, confirmaron fuentes de la investigación a la agencia Apro. Por órdenes de la Fiscalía Anticorrupción, agentes de la Unidad Económica y Fiscal de la Policía (UDEF) capturaron al empresario oriundo de Matamoros, Tamaulipas. Asimismo, el juez 5 de Instrucción de la Audiencia Nacional, José de la Mata, ordenó el registro en su domicilio ubicado en el municipio de Alcobendas, en Madrid. Muñoz Luévano, quien mantenía su residencia en España, estará presente en ese registro. Mañana el empresario gasolinero quedará a disposición del juez De la Mata, quien actúa en suplencia del juez 3 de Instrucción, Santiago Pedraz –de vacaciones–, el cual tiene bajo su tutela la causa 25/2014 en la que se investiga al exgobernador de Coahuila y exdirigente nacional del PRI, Humberto Moreira, y a otros más. Las fuentes consultadas advirtieron que el ‘Mono Muñoz’ es una pieza importante en el entramado de Los Zetas y en la propia causa judicial que se investiga en España. Aquí se le indaga por delitos cometidos en España, si bien algunos de estos tendrían vinculación con los delitos cometidos en el extranjero, presumiblemente en Estados Unidos y México. La revista Proceso publicó en enero de 2013 que este empresario era mencionado en narcomantas que aparecieron durante la escalada de violencia que se vivió en la zona de La Laguna, en el marco de las disputas por el territorio que protagonizaron los cárteles de Sinaloa y Los Zetas. Entre esos actos de violencia hubo media docena de gasolineras quemadas, pertenecientes al ‘Mono Muñoz’, supuestamente a manos de sicarios de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán. En las narcomantas se señalaba que en sus negocios lavaba dinero y distribuía gasolina robada por Los Zetas. Una fuente distinta advirtió que posee empresas en España, aunque no aportó pormenores. Muñoz Luévano es investigado en la misma causa por la que se detuvo al expresidente nacional del PRI, Humberto Moreira. Las fuentes de la investigación aseguraron que Muñoz tiene años viviendo en España, pero viaja mucho, sin embargo, desde hace algunas semanas había regresado a España, según los seguimientos policiales. Se espera que en el registro pueda incautarse documentación y pruebas que confirmen los presuntos delitos o bien otros, tanto contra el empresario gasolinero como de otros de los involucrados en la causa que se sigue a Moreira. El diario digital ‘El Español’ señaló sobre esta captura que Muñoz Luévano está en la mira de la Fiscalía de San Antonio, Texas, por su relación con el empresario Rolando González Treviño, quien dentro de su juicio señaló al exgobernador Moreira como persona vinculada a Los Zetas. El 30 de abril de 2014 la Corte de San Antonio anunció el procesamiento del empresario Rolando González-Treviño, acusado por mover fondos de cuentas del gobierno de Coahuila, de donde Moreira era gobernador. El diario dirigido por Pedro J. Ramírez recuerda que González-Treviño llegó a un pacto con la fiscalía estadunidense al declararse culpable y reducir su pena, a cambio de su confesión. En ella señaló a Moreira como el máximo responsable del saqueo a las arcas públicas del estado de Coahuila y de las operaciones de blanqueo de caudales públicos. Asimismo, implicaba a Muñoz Luévano como parte de la trama. El nuevo detenido será puesto a disposición judicial este sábado en el juzgado del magistrado De la Mata, el mismo que envió a prisión a Moreira en forma cautelar, cuando fue detenido el pasado 15 de enero. Una semana después el juez Pedraz, que está al frente de la causa desde el principio, determinó poner en libertad al exdirigente del PRI, pero con la condicionante de entregar su pasaporte y no abandonar territorio español. Posteriormente le devolvió el pasaporte y dictó el sobreseimiento provisional de la investigación, bajo el argumento de que los documentos aportados por la defensa del exdirigente del PRI para justificar las transacciones bancarias que le hacían desde México, eran lícitas. Fuentes de la investigación advierten que la Fiscalía Anticorrupción no comparte ese criterio, porque consideran que existen elementos que prueban la comisión de los delitos de blanqueo de capitales y su pertenencia a la organización criminal. La fiscalía recurrió el fallo del juez Pedraz, que fue aceptado por la Sala Penal de la Audiencia Nacional, que tiene pendiente su resolución. Ese recurso es exclusivo para el caso de Moreira es independiente de la captura del empresario Muñoz Luévano, que forma parte de la causa general contra esta trama de blanqueo de Los Zetas.

Comentarios