Acusa #LordFerrari agresión de empleados del SAT en intento de cateo

martes, 12 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El empresario Alberto Sentíes Palacio, Lord Ferrari, acusó al personal del Servicio de Administración Tributaria (SAT) de querer entrar a su domicilio sin identificarse y sin mostrar una orden de cateo. El lunes pasado, personal del SAT intentó cumplir con un citatorio en la casa del empresario para verificar la legalidad de sus pertenencias de procedencia extranjera, sin embargo, al no identificarse, la familia de Sentíes Palacio le pidió que se retirará y de desató una trifulca tras la cual, según el empresario, el personal del SAT regresó con 30 personas armadas y un cerrajero. Así lo denunció el propio Sentíes Palacio en un correo electrónico que envió al periodista Ciro Gomez Leyva, que acompañó con videos de lo sucedido en su casa ubicada en el 564 de la calle San Buenaventura en la colonia Club de Golf México, delegación Tlalpan. “Le envío el comunicado, imágenes sobre lo ocurrido hace unas horas en mi domicilio, es importante precisarle que se permitió el acceso, pero ante la negativa de identificarse, así como de explicar la procedencia de dicha orden, se solicitó que se retiraran, después regresaron al domicilio pero con personal armado, aproximadamente 30 personas, y un cerrajero”, escribió el empresario en su correo. En los videos enviados se aprecia el momento en que el personal del SAT se encuentra en el domicilio de Sentíes Palacio y una mujer y dos adolescentes, al parecer esposa e hijas del empresario, les piden identificación a los trabajadores de Hacienda y estos se limitan a decir que son “personal del SAT”. Ante la negativa, la mujer les pide que salgan de su domicilio y de repente la discusión sube de tono al grado de que llegan a los empujones y los empleados del SAT son sacados por la fuerza. Del retorno del personal acompañado de otras 30 personas y un cerrajero, el empresario, quien no estuvo en la trifulca porque se encuentra fuera del país, no aportó testimonio visual. La diligencia que el SAT pretendía llevar a cabo era para realizar una verificación física y documental “que permita demostrar la legal propiedad, posesión, estancia, tenencia o importación de mercancía de procedencia extranjera localizada en el domicilio”, según señalaba el citatorio. El personal pretendía comprobar el pago de impuestos por la adquisición de los bienes del empresario. Incluso el mandamiento facultaba a ocho visitadores a revisar y embargar de manera precautoria los bienes. Asimismo, según la orden del SAT se tenían que entregar todos los elementos de contabilidad para comprobar la legalidad de la adquisición de los bienes, que se hayan cumplido las disposiciones fiscales y que se acreditaran los ingresos y deducciones.

Comentarios