Exige AI investigación imparcial, independiente y efectiva sobre tortura a joven

jueves, 14 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de que un video difundido a través de redes sociales exhibió la práctica de tortura en México por parte de militares y policías, Amnistía Internacional exigió una investigación imparcial, independiente y efectiva de los hechos. “Esto debe incluir el enjuiciamiento por las autoridades judiciales civiles de los miembros de las Fuerzas Armadas que estén implicados en violaciones de derechos humanos, incluyendo cualquier jefe militar u otra persona con responsabilidad en la cadena de mando, garantizando la cooperación plena y abierta de las autoridades militares”, señaló Perseo Quiroz Rendón, director Ejecutivo de Amnistía Internacional México, de acuerdo con un comunicado. Asimismo, lamentó que la reforma del fuero militar “parece no haber tenido consecuencias en la forma de proceder de la SEDENA ante la posible participación de miembros las fuerzas armadas en violaciones a los derechos humanos, ya que al momento de tener conocimiento de los hechos debió inmediatamente trasladar el caso a la Procuraduría General de la Republica”. Y añade: “Es urgente poner fin al papel de las Fuerzas Armadas en el desempeño de funciones policiales —que incluye detenciones, investigaciones e interrogatorios— para las que carecen de adiestramiento o de las que no rinden cuentas”. También  hizo un llamado a la Procuraduría General de la República para que informe sobre el estado de la investigación, y en caso de encontrar elementos de prueba sobre su posible responsabilidad, se lleve a las personas ante tribunales. Recordó que el Senado mexicano está debatiendo un proyecto de Ley para prevenir, investigar y sancionar la tortura y otros malos tratos, la cual podría ser un primer paso para revertir la situación de impunidad. No obstante, dijo que para ser efectivo, el proyecto de ley debe ser reforzado, particularmente para garantizar que cualquier superior jerárquico u otra persona con responsabilidad en la cadena de mando que supiera, o debiera haber sabido, que sus subordinados estaban cometiendo o iban a cometer tales delitos y que no hizo nada para impedir o reprimir ese delito ni para poner el asunto en conocimiento de las autoridades competentes a los efectos de su investigación y enjuiciamiento. “La actuación de las fuerzas de seguridad en el video muestra como la tortura se usa para obtener ‘confesiones’ y testimonios que sirven de prueba para enjuiciar a personas que podrían estar o no implicadas en un delito.

Comentarios