Otorgan a José Sarukhán Kermez el Premio a la Conservación 2016

jueves, 21 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La organización internacional NatureServe otorgó el Premio 2016 a la Conservación a José Sarukhán Kermez, coordinador de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio). Sarukhán recibió el reconocimiento este martes en San Juan, Puerto Rico, por “la combinación de una dedicada investigación científica, diligente servicio público y constante divulgación del conocimiento enfocados a la conservación de la naturaleza”, informó la Conabio en un comunicado. El premio, entregado desde 2010, va dedicado a quienes destacan por su contribución a la conservación de la diversidad biológica. NatureServe es una asociación no lucrativa que opera en todo el continente americano para generar base científica sobre la conservación. Mary Klein, presidenta y directora ejecutiva de la organización, sostuvo que Sarukhán obtuvo el galardón por “la experiencia en biología de plantas y ecología, la tutoría de estudiantes y la extraordinaria dedicación al servicio público”. José Sarukhán es biólogo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), maestro en Ciencias Agrícolas por el Colegio de Postgraduados y doctor en Ecología por la Universidad de Gales. Fue rector de la UNAM (1989-1997) y desde 1988 es investigador de tiempo completo en el Instituto de Ecología e investigador emérito desde 2006. Ha recibido doctorados honoríficos de 10 universidades nacionales y extranjeras, y en 2011 recibió la Medalla de Oro al Mérito Cívico “Eduardo Neri” de la Cámara de Diputados. En el mismo año, la reina Beatriz de los Países Bajos le entregó la Condecoración de la Orden de “Orange Nassau”. El pasado 11 de abril, la revista estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) publicó un estudio de cuatro décadas encabezado por Sarukhán, según el cual las actividades humanas en la periferia de las reservas de selva tropical amenazan la biodiversidad al interior de las mismas y comprometen los esfuerzos de conservación. El estudio, de acuerdo con información de EFE, señala que la pérdida de fauna y la deforestación alrededor de la Estación de Biología de Los Tuxtlas, en el estado de Veracruz, ha resultado en un incremento exponencial de la población de una especie llamada palma espinosa (Astrocaryum mexicanum). Esta planta tiene una altura de 1,5 a tres metros y su expansión va en detrimento de los árboles dominantes de la selva, explicó el investigador a EFE en una entrevista.

Comentarios