Retienen en Chiapas a 2 federales para exigir cese a la represión en Oaxaca

lunes, 20 de junio de 2016
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Con bloqueos de carreteras, pronunciamientos públicos, procesiones y oraciones religiosas, así como la retención de dos policías federales, indígenas, campesinos, padres de familia y maestros de Chiapas exigieron cese a la represión en Oaxaca y castigo a los responsables de los crímenes cometidos durante el desalojo en Nochixtlán. Adheridos a las secciones 7 y 40 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), los profesores bloquearon las dos principales salidas de Tuxtla: hacia la Ciudad de México y hacia los Altos de Chiapas. Desde las 9 de la mañana y hasta las 18 horas, inconformes bloquearon los accesos de la ciudad. El sistema de seguridad C4 reportó que un camión de la empresa Bimbo fue saqueado en la salida poniente de Tuxtla, donde maestros mantenían un bloqueo. Aunque no se afirmó que los que saquearon el camión eran docentes, en la imagen se pudo ver a una multitud bajando las cajas de pan. En ambos bloqueos, los maestros entregaron volantes para repudiar la represión de las fuerzas federales que dejó como saldo seis muertos de lado de los disidentes y 21 federales heridos. A la par de este bloqueo, dos agentes de la Policía Federal que se encontraban en las inmediaciones del municipio de Huixtán fueron detenidos y amarrados por indígenas tzotziles que mantienen un bloqueo carretero en solidaridad con el magisterio de Chiapas y Oaxaca. Los oficiales retenidos son Ramón Romero y Miguel Domínguez, adscritos a la comandancia de San Cristóbal de las Casas. Por la mañana, los indígenas establecieron el bloqueo en la carretera San Cristóbal de las Casas-Palenque a la altura de Huixtán. En tanto, los indígenas habitantes de este último municipio obligaron a los federales a hablar a sus superiores a Tuxtla Gutiérrez vía telefónica. Les ordenaron decir a sus mandos que si reprimían a los maestros en sus bloqueos o en cualquier otro movimiento social, ellos serían linchados y quemados Llaman a policías a no obedecer En la capital del estado, indígenas de las parroquias de Tila, Palenque, Salto de Agua, Tumbalá, Huixtán y otros municipios realizaron una procesión para manifestar su apoyo al magisterio. Marcharon por varios kilómetros hasta llegar a la plaza central, donde se encuentra el plantón docente desde el pasado 15 de mayo. Ahí, el sacerdote Marcelo Pérez Pérez, de la parroquia de Simojovel, llamó a los uniformados: “Señores policías, ante una orden dada por el gobierno de matar a las personas, ustedes no deben obedecerla, porque sobre todo, debe imperar este mandamiento de Dios: No matarás. Y si ustedes obedecen tal orden del gobierno, Dios les pregunta: ¿Dónde está tu hermano? ¿Qué has hecho? Clama la sangre de tu hermano y su grito me llega desde la tierra”. Siguió: “Hermanos policías, ustedes también son hijos de Dios, tienen su familia, tienen familiar que es maestro o maestra. Es posible que cuando van a reprimir esté algún familiar de ustedes. Ustedes son de familia sencilla, la sangre de los que matan son sus hermanos, clama la sangre y el grito de la sangre que ustedes hacen derramar llega hasta el cielo. Ustedes son protectores del pueblo”, dijo. Luego, se dirigió al presidente Peña Nieto: “Usted es autoridad y su autoridad es para servir, no para reprimir, mucho menos para matar. Su obligación es proteger a los mexicanos y mexicanas. Una ley implementada a balazos, es una ley que ha surgido”. El cura Marcelo arengó: “Hermanos y hermanas del magisterio, la sangre de nuestros hermanos caídos en Nochixtlán nos debe animar, pues una lucha digna se debe llevar en el corazón, en la sangre, en el espíritu. No hay que traicionar la sangre de muchos maestros y maestras que han derramado en esta lucha.  Estamos aquí para defender el derecho de las futuras generaciones a una educación digna, no a una educación que los tranquilice y los convierta en seres domesticados e inofensivos”. Repudian criminalización   En un pronunciamiento público, el Colectivo Rosa Luxemburgo, integrante del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), repudió la violencia ocurrida en Oaxaca: “Ante el clima nacional de represión brutal y criminalización hacia el Movimiento Magisterial Democrático e Independiente por parte del Estado” hay violación a los derechos humanos por parte del “estado fascista representado por Enrique Peña Nieto, hacia el pueblo de Nochixtlán, Oaxaca y en general a la resistencia popular en defensa de la justa demanda del Movimiento Magisterial Democrático e Independiente”. La agrupación recordó que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) lleva más de tres décadas de lucha y no duda que para el Estado representa “un símbolo de resistencia popular que pretende callar con muerte, persecución, detenciones y asesinatos, así como a la población civil que respalde su lucha. “Nos preguntamos si esta es la llamada ‘reforma educativa’ que tanto defiende Aurelio Nuño y Miguel Ángel Osorio Chong. ¿Cómo se puede hablar de una transformación de la educación a base del uso excesivo de la fuerza policiaca de corte militar y paramilitar?” Y fue más allá: “No les importa dañar a la población civil (niños, niñas, ancianos y mujeres). No les parece suficiente las más de 80 mil personas detenidas y desaparecidas, las ejecuciones extrajudiciales, los asesinatos a periodistas, la impunidad frente a los feminicidios y persecución a personas defensoras de derechos humanos”. Luego del reproche el Colectivo llamó a las organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales, a mexicanos y a todo colectivo independiente “que no guarden silencio y externaron su solidaridad con las resistencias populares en apoyo a la CNTE”. PRD condena los hechos  El presidente del Comité Ejecutivo Estatal (CEE) del PRD en Chiapas, César Espinosa Morales, condenó los hechos violentos ocurridos en Oaxaca. “Reprobamos la violencia hacia el pueblo de Oaxaca y al magisterio en general. Como lo hemos hecho en ocasiones anteriores, nos pronunciamos en defensa del derecho a la manifestación y libre expresión y exhortamos nuevamente al gobierno federal para que busque a través del dialogo, solución a este conflicto que se extiende cada día más”, expresó. El dirigente estatal destacó que en el país se vive una crisis de derechos humanos y los abusos por parte de la Policía Federal en Oaxaca y Chiapas lo demuestran y exhiben la incompetencia de las autoridades para encontrar una solución pacífica a los conflictos. Juan Óscar Trinidad Palacios, presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos Chiapas, (CEDH) llamó también a la cordura y al diálogo: “Esta es la única vía por la cual se evitarán violaciones a los derechos humanos. El diálogo y concertación entre las autoridades y los dirigentes del magisterio debe darse para poner fin a este paro magisterial donde las niñas, niños y jóvenes están siendo perjudicados”. El ombudsman estatal pidió a las autoridades llevar a cabo una mesa de negociación y participación de manera urgente. A los maestros los instó a retornar las aulas y dar certeza al derecho a la educación de los niños.

Comentarios